Vigano. Carta Abierta a la Santa Sede sobre las peligrosas «vacunas»

Cabe señalar que la presencia de óxido de grafeno tanto en los lotes de la «vacuna» como en la sangre de quienes han sido inoculados ha quedado ahora demostrada más allá de toda duda razonable, a pesar de que no existe justificación científica. por su presencia ni por su uso farmacéutico en seres humanos debido a su toxicidad. 

A Su Eminencia Reverendísima

Cardenal Luis Francisco Ladaria Ferrer, sj

Prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe

 

Y, por competencia:

 

Su Eminencia Reverendísima

Cardenal Pietro Parolin

Secretario de Estado de Su Santidad

 

Su Eminencia Reverendísima

Cardenal Peter Turkson

Canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias

y la Academia Pontificia de Ciencias Sociales

 

Su Excelencia Reverendísima

Arzobispo Vincenzo Paglia,

Presidente de la Academia Pontificia para la Vida

 

 

18 octubre 2022

 

 Por Carlo Maria Viganò, Arzobispo

 

Su Eminencia ,             _

El año pasado, el 23 de octubre de 2021, escribí una carta al Presidente de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, que también le fue enviada a usted, en la que expresaba -como ya lo he hecho públicamente- mis fortísimas reservas sobre varios temas extremadamente aspectos controvertidos sobre la legitimidad moral del uso de sueros génicos experimentales producidos mediante tecnología de ARNm. En esa carta, que fue escrita con la ayuda de eminentes científicos y virólogos, destaqué la necesidad de actualizar la Nota sobre la moralidad del uso de algunas vacunas anti-Covid-19 , debido a la evidencia científica que había surgido ya entonces y que además había sido declarado por los propios fabricantes farmacéuticos.

 

            Permítame, Eminencia, renovar mi llamamiento a la luz de las recientes declaraciones realizadas por Pfizer al Parlamento Europeo y la publicación de datos oficiales por parte de las agencias mundiales de salud.

 

            En primer lugar, le recuerdo que el documento del Dicasterio que usted preside fue promulgado el 21 de diciembre de 2020, en ausencia de datos completos sobre la naturaleza del suero génico y sus componentes, y también sin resultados de eficacia y ensayos de seguridad. El tema de la Nota se limitó a los «aspectos morales del uso de las vacunas contra la Covid-19 que se han desarrollado a partir de líneas celulares derivadas de tejidos obtenidos de dos fetos que no fueron abortados espontáneamente». La Congregación reiteró además: «No tenemos la intención de juzgar la seguridad y eficacia de estas vacunas, aunque éticamente relevante y necesario, ya que esta evaluación es responsabilidad de los investigadores biomédicos y las agencias de medicamentos». La seguridad y la eficacia fueron por lo tanto, no es el tema de la Nota , que al expresar una opinión sobre los «aspectos morales del uso» no consideró apropiado comentar sobre la «moralidad de la producción» de estas drogas.

La seguridad y eficacia de las vacunas individuales debería haberse establecido después de un período de experimentación, que normalmente dura varios años. Pero en este caso las autoridades sanitarias han decidido realizar la experimentación sobre toda la población, apartándose de la práctica habitual de la comunidad científica, las normas internacionales y las leyes de las distintas naciones. Los resultados que ahora se desprenden de los datos oficiales publicados en todos los países que adoptaron la campaña de vacunación masiva son indiscutiblemente desastrosos: se desprende que las personas que han sido sometidas a la inoculación con el suero experimental no solo nunca han estado protegidas del contagio por el virus, ni de formas graves de enfermedad, pero en realidad se han hecho más vulnerables a Covid-19 y sus variantes debido al compromiso irreversible de sus sistemas inmunológicos causado por la tecnología de ARNm. Los datos también destacan efectos graves a corto y largo plazo, como la esterilidad, la inducción de abortos espontáneos en mujeres embarazadas, la transmisión del virus a los niños a través de la lactancia, el desarrollo de enfermedades cardíacas graves, como miocarditis y pericarditis, el regreso de enfermedades cancerosas tumores previamente curados, y toda una serie de otras enfermedades debilitantes. Los numerosos casos de muertes súbitas -que hasta hace poco se consideraban obstinadamente sin relación con la inoculación del suero- están revelando las consecuencias de las dosis repetidas, incluso en personas jóvenes, sanas y en buena forma física. miembros de las fuerzas armadas, que son rigurosamente controlados por personal sanitario por motivos de seguridad, presentan la misma incidencia de efectos adversos tras recibir el suero. Innumerables estudios ahora confirman que el suero puede causar formas de inmunodeficiencia adquirida en quienes lo reciben. A nivel mundial, el número de muertes y patologías graves tras la vacunación está aumentando exponencialmente. Estas vacunas han causado más muertes que todas las demás vacunas combinadas en los últimos treinta años. Y no solo esto: en muchas naciones el número de los que han muerto después de la vacunación es significativamente mayor que el número de los que murieron por Covid. el número de muertes y patologías graves tras la vacunación está aumentando exponencialmente. Estas vacunas han causado más muertes que todas las demás vacunas combinadas en los últimos treinta años. Y no solo esto: en muchas naciones el número de los que han muerto después de la vacunación es significativamente mayor que el número de los que murieron por Covid. 

La Congregación para la Doctrina de la Fe, aunque no se pronunció sobre la eficacia y seguridad de los sueros, sin embargo los definió como “vacunas”, dando por sentado que darían inmunidad y protegerían a las personas contra el contagio activo y pasivo. Pero este elemento ahora ha sido desmentido por las declaraciones que vienen de todas las autoridades sanitarias mundiales y de la OMS, que ahora dicen que los que están vacunados pueden infectarse y contagiar a otras personas más gravemente que las personas que no están vacunadas, y también que sus sistemas inmunológicos han sido drásticamente reducidos si no cancelados. Los medicamentos que se han denominado “vacunas” no corresponden, por tanto, a la definición oficial de vacuna, a la que presumiblemente se refiere la Nota  la vacuna se define como un preparado que induce la producción de anticuerpos protectores por parte de un organismo, confiriendo una resistencia específica frente a una determinada enfermedad infecciosa (ya sea viral, bacteriana o protozoaria). Esta definición ha sido modificada ahora por la OMS, porque de lo contrario no habría podido incluir dentro de la definición de vacuna a los fármacos anti-covid, ya que estos fármacos no inducen la producción de anticuerpos protectores y no confieren una resistencia específica contra la enfermedad infecciosa causada por SarsCoV-2.

 

 Cabe señalar que la presencia de óxido de grafeno tanto en los lotes de la «vacuna» como en la sangre de quienes han sido inoculados ha quedado ahora demostrada más allá de toda duda razonable, a pesar de que no existe justificación científica. por su presencia ni por su uso farmacéutico en seres humanos debido a su toxicidad. Los efectos devastadores del óxido de grafeno en los órganos de las personas que han sido inoculadas ahora son evidentes, y es probable que las compañías farmacéuticas pronto rindan cuentas. Su Eminencia seguramente ya sabe que también se ha patentado el uso de estas tecnologías con nanoestructuras de óxido de grafeno autoensamblables para permitir el seguimiento y control remoto de sujetos, en particular, para monitorear los parámetros vitales de cada paciente de manera que esté conectado a la nube a través de la señal Bluetooth emitida por estas nanoestructuras. Como prueba de que esta información no es fruto de las cavilaciones de algunos teóricos de la conspiración, Su Eminencia quizás sepa que la Unión Europea ha elegido como ganadores de un concurso dos proyectos dedicados a la innovación tecnológica:El cerebro humano y el grafeno . Estos dos proyectos recibirán cada uno mil millones de euros en financiación durante los próximos diez años.

Las “vacunas” contra el Covid-19 se han presentado como la única alternativa posible a una enfermedad mortal. Esto era falso desde el principio, y con la perspectiva de dos años también se ha confirmado como falso: hubo y hay tratamientos alternativos, pero han sido boicoteados metódicamente por las compañías farmacéuticas, porque son baratos y no rentables para ellos. – y desacreditada por publicaciones científicas financiadas por BigPharma con artículos que luego fueron retirados por estar claramente basados ​​en datos falsificados. Además, se ha revelado que Covid-19 es, como se sabía y como era científicamente evidente, una forma estacional del coronavirus que es tratable y no mortal, una forma de gripe que causa solo un número mínimo de muertes entre las personas que ya tiene alguna otra condición subyacente.

 

 Las normas internacionales especifican que no se puede autorizar la distribución de un fármaco experimental salvo en ausencia de otro tratamiento alternativo eficaz. Es por esto que las agencias de medicamentos de todo el mundo han impedido el uso de ivermectina, plasma hiperinmune y otros tratamientos cuya eficacia ha sido demostrada. No hace falta recordarle a Su Eminencia que todas estas agencias, junto con la OMS, están financiadas casi en su totalidad por compañías farmacéuticas y fundaciones vinculadas a ellas y que existe un grave conflicto de intereses al más alto nivel. En los últimos días la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, tuvo que responder ante el Parlamento sobre la financiación del PNRR que se consiguió para los laboratorios de Italia y Grecia donde trabaja su marido.   

La imposición del suero experimental se llevó a cabo mediante el empleo coordinado de métodos sin precedentes en la historia reciente, utilizando técnicas de manipulación masiva bien conocidas por los expertos en psicología. En esta operación de terrorismo mediático y de violación de los derechos naturales de las personas, acompañada de intolerables chantajes y discriminaciones, la Jerarquía Católica optó por tomar partido por el sistema, haciéndose promotora de las «vacunas», llegando incluso a recomendarlas. como un «deber moral». Los medios de comunicación utilizaron hábilmente la autoridad espiritual del Romano Pontífice y su influencia mediática para confirmar la narrativa dominante, y esto fue un elemento esencial en el éxito de toda la campaña de vacunación. convenciendo a muchos de los fieles a vacunarse por la confianza que han depositado en el Papa y su papel global. Las obligaciones de vacunación impuestas a los empleados de la Santa Sede, siguiendo la línea de los protocolos impuestos en otras naciones, han confirmado el alineamiento absoluto del Vaticano con posiciones extremadamente descuidadas e imprudentes que carecen por completo de toda validez científica. Esto ha expuesto al Estado de la Ciudad del Vaticano a una posible responsabilidad por parte de sus funcionarios, con una carga adicional para su tesorería; y no debe excluirse la posibilidad de que los fieles entablen juicios colectivos contra sus propios Pastores, convertidos en vendedores de medicinas peligrosas.

 

 Después de más de dos años, la Iglesia no ha considerado necesario hacer ninguna declaración para corregir la Nota, que a la luz de las nuevas evidencias científicas se encuentra ahora desfasada y sustancialmente contradicha por la dura realidad de los hechos. Limitándose estrictamente a una evaluación de la moralidad del uso de las vacunas, la Congregación para la Doctrina de la Fe no ha tenido en cuenta la proporcionalidad entre los beneficios del suero génico -que han estado completamente ausentes- y el corto y efectos secundarios adversos a largo plazo que ahora están ante los ojos de todos. Como ahora es evidente que los medicamentos vendidos como vacunas no dan ningún beneficio significativo y por el contrario pueden causar un porcentaje muy alto de muerte o enfermedades graves incluso en personas para las que el Covid no es una amenaza grave, ya no es posible considerar válido cualquier intento de demostrar una proporcionalidad entre riesgos y beneficios,La nota se basó: “La moralidad de la vacunación depende no sólo del deber de proteger la propia salud, sino también del deber de perseguir el bien común. A falta de otros medios para detener o incluso prevenir la epidemia, el bien común puede recomendar la vacunación, especialmente para proteger a los más débiles y expuestos” (n. 5). Sabemos bien que no hay “ausencia de otros medios”, y que el suero ni detiene ni previene la epidemia: esto hace que la “vacuna” de ARNm producida con líneas celulares abortadas no solo sea moralmente inaceptable sino también absolutamente peligrosa para la salud, y en el caso de las mujeres embarazadas también por la salud de sus hijos.

La Iglesia, al expresar una valoración moral de las vacunas, no puede dejar de tener en cuenta los múltiples elementos que contribuyen a formular un juicio global. La Congregación no puede limitarse a la teoría general de la legalidad moral de la droga en sí misma, legalidad que es completamente cuestionable dada su ineficacia, la ausencia de pruebas de su genotoxicidad y carcinogenicidad, y la evidencia de efectos secundarios. En cambio, la Congregación debe pronunciarse sobre este hecho lo antes posible: ahora que se ha demostrado la completa inutilidad de los sueros «para detener o incluso prevenir la epidemia», ya no se pueden administrar, y de hecho existe una obligación moral. que las autoridades sanitarias y las farmacéuticas lo recuerden como algo peligroso y dañino, y que los fieles individuales rechacen la inoculación.

 

 Creo además, Reverendísima Eminencia, que ha llegado el momento de que la Santa Sede se distancie definitivamente de aquellas entidades privadas y corporaciones multinacionales que han creído que pueden valerse de la autoridad de la Iglesia Católica para respaldar el proyecto neomalthusiano de la La Agenda 2030 de las Naciones Unidas y el Gran Reinicio del Foro Económico Mundial . No es tolerable que la voz de la Iglesia de Cristo siga siendo cómplice de un plan de reducción de la población mundial basado en la patologización crónica de la humanidad y la inducción a la esterilidad; y esto es aún más necesario ante el escandaloso conflicto de intereses al que se expone la Santa Sede al aceptar patrocinio y financiación de los artífices de estos criminales planes.

 

No escapará a Su Eminencia que existen implicaciones muy graves para la Santa Iglesia como resultado de su imprudente apoyo a la narrativa de la psicopandemia. Aprovechar las palabras y los discursos de Francisco para llevar a los fieles a someterse a un suero que no solo ha demostrado ser inútil sino gravemente dañino ha comprometido seriamente la autoridad del Vaticano, incitándolo a propagar un tratamiento basado en datos que ha demostrado ser parcial y falsificado. Este comportamiento imprudente y poco transparente implicó una injerencia de la suprema autoridad eclesiástica en un campo de interés estrictamente científico que, en cambio, es «responsabilidad de los investigadores biomédicos y las agencias de medicamentos». Después de esta traición, ¿Cómo los fieles católicos y aquellos que miran a la Iglesia como una guía segura podrán considerar las posiciones de la Iglesia como confiables y creíbles con cierta serenidad o confianza? ¿Y cómo se podrá reparar el daño que se ha causado a quienes, sin formación ni competencia médica, se han sometido a un tratamiento que ha comprometido realmente su salud o les ha llevado a una muerte prematura, por el solo hecho de que se les recomendó por el Papa, o el Obispo, o su párroco, quien les dijo que a menos que estuvieran vacunados no podían ir a la iglesia, oficiar Misa o cantar en el coro?

La Jerarquía católica ha experimentado un declive en los últimos años directamente proporcional al apoyo que ha dado a la ideología globalista: su compromiso de apoyo a la campaña de vacunas no es un caso aislado, a juzgar por la participación de la Santa Sede en iniciativas climáticas – que también se basan en suposiciones falsas que no tienen nada de científico, y esfuerzos transhumanistas. Pero este no es el propósito por el cual Nuestro Señor colocó a la Iglesia en la tierra: Ella debe ante todo proclamar la Verdad, manteniéndose alejada de compromisos peligrosos con los poderosos de la tierra, y más aún con aquellos que son notoriamente hostil a la enseñanza de Cristo y la moral católica. Si la Jerarquía no se sacude de esta obsequiosa esclavitud,

 

 Estoy seguro, Eminencia, de que querrá considerar la particular gravedad de estos temas, así como la urgencia de una intervención ilustrada, fiel a la enseñanza del Evangelio y a la salus animarum que es y sigue siendo la suprema lex de la Iglesia

 

            En Christo Rege ,

+ Carlo Maria Viganò, Arzobispo

Ex nuncio apostólico en los Estados Unidos de América

Tendrá lugar la introducción de una vacunación global que os matará si la aceptáis

Mensajeme del Libro de la Verdad

Sábado 13 de Octubre, 2012 a las 16:10 hrs.

Mi muy querida hija las profecías predichas en Fátima ahora comienzan a manifestarse en el mundo.

Los gobiernos número uno del mundo, creados en aquellas naciones que están trabajando juntas sin descanso, casi han completado su trabajo, el cual será pronto presentado al mundo.

En este despertar, estará la única nueva religión mundial, una abominación a los ojos de Mi Padre.

Mi iglesia ha sido infestada por los enemigos, dentro de los cuales son lobos con piel de oveja. Engañan a todos aquéllos con quienes entran en contacto.

Entonces, tendrá lugar la introducción de una vacunación global (mundial) que os matará si la aceptáis.

Este es un tiempo en el qué sólo la oración, y mucha de ella, puede suavizar el impacto de esta terrible maldad creada por un grupo selecto (élite) de personas en el poder.

Ellos están trabajando en todas partes de vuestros gobiernos y los que trabajan codo a codo con ellos, todos los días saben lo que ellos están haciendo.

Tan astutos son ellos, que presentarán cada acto malo como si fuera una gran cosa! un gran servicio para la humanidad. Ellos harán todo lo posible para profanar todo lo que tiene que ver con Dios.

Ellos difundirán y promoverán el paganismo. Los hijos de Dios, quienes acepten sus leyes y sus enseñanzas, se transformarán infestados con sus perversos caminos.

Debéis rezar por protección, pero sobre todo, hay que orar por estas almas. Porque Mi Padre tiene la intención de castigarlos. El seleccionará a todos y a cada uno de ellos y los destruirá. Sin vuestras oraciones ellos estarán perdidos y se les echará al lago de fuego.

Vuestro Jesús

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a13-oct-2012/

A %d blogueros les gusta esto: