No-Vac No-Covid
-Juan Manuel de Prada

Djokovic no se estaba enfrentando tan s√≥lo a sus rivales, sino a un c√ļmulo de circunstancias hostiles que s√≥lo se pod√≠an vencer con la ayuda de Dios.

Por Juan Manuel de Prada

Un a√Īo despu√©s de convertirse en leyenda, Novak Djokovic (No-Vac No-Covid para los amigos) se convierte tambi√©n en el tenista m√°s laureado de la historia (su m√°ximo rival, aunque lo empata en Grand Slams, no ha ganado ni un solo Torneo de Maestros). Lo logra, adem√°s, en Australia, para que la justicia divina resplandezca m√°s hermosamente (y, como guinda del pastel, el fil√°ntropo genocida Bill Gates se hallaba en las gradas). Todos los sufrimientos de Djokovic, que asumi√≥ el papel de chivo expiatorio universal ante una generaci√≥n sumisa y cobarde, fueron as√≠ recompensados.

Nada m√°s consumar su aplastante victoria, despu√©s de se√Īalarse la cabeza, el coraz√≥n y los cojones, Novak Djokovic elev√≥ la mirada al cielo y dio gracias a Dios. Despu√©s se fundi√≥ en un abrazo con amigos y familiares y rompi√≥ a llorar. Pero Djokovic no imit√≥ a esos planchabragas que lloran ante las c√°maras por cualquier chuminada, sino que esquiv√≥ su escrutinio, para que no quedara registro de su llanto. En ese llanto viril, hermosamente hurtado a las c√°maras, est√°bamos representados todos los que a lo largo de los √ļltimos a√Īos hemos padecido persecuciones y hostigamientos; todos los que, estigmatizados por la chusma medi√°tica y m√©dica, acosados por gobernantes inicuos, abandonados o mirados con recelo por nuestros amigos y familiares m√°s memos, decidimos arrostrar una vida de perros sarnosos a cambio de mantener nuestros cuerpos, que son templos del Esp√≠ritu, alejados de las terapias g√©nicas experimentales. Gracias por cada una de tus preciosas l√°grimas, Nole; ninguna fue derramada en vano.

Cualquier aficionado al tenis sabe que nunca ha existido un jugador con tan imperial gama de golpes y con tan felino instinto como Djokovic; pero para sobreponerse a un golpe tan ensa√Īado como el que padeci√≥ hace un a√Īo en Australia, para no dejarse ahogar por la desesperanza o la rabia, hacen falta una fortaleza (cabeza), una magnanimidad (coraz√≥n) y una valent√≠a (cojones) fuera de lo com√ļn. Djokovic no se estaba enfrentando tan s√≥lo a sus rivales, sino a un c√ļmulo de circunstancias hostiles que s√≥lo se pod√≠an vencer con la ayuda de Dios. Sin duda, su car√°cter terco y sufrido, forjado en una ni√Īez terrible, lo ayud√≥; pero la mayor ayuda, en medio de un mundo acechado por las tinieblas, ha venido de lo alto. Djokovic lo sabe bien; y tambi√©n lo sabemos quienes est√°bamos incluidos en su llanto.

Sorprende que las masas tragacionistas no se pregunten (o no se atrevan a preguntarse, temerosas de la respuesta) la raz√≥n por la que un tenista de treinta y cinco a√Īos derrota en sets corridos, un partido tras otro, a rivales que son diez o quince a√Īos m√°s j√≥venes que √©l, demostrando una velocidad de reacci√≥n y un fondo f√≠sico muy superior a todos ellos. Es la misma raz√≥n por la que un gordo maldito como yo escribe mejor que todos los escritores ast√©nicos y sist√©micos de Espa√Īa puestos en fila india. No nos hemos dejado envenenar la sangre y el alma; y Dios, que ve en lo oscuro, nos lo recompensa.

https://www.abc.es/opinion/juan-manuel-de-prada-novac-nocovid-20230130015449-nt.html

Advertencia sobre vacunaciones globales

Mensaje del Libro de la Verdad ūüŹĻ

26 de noviembre de 2010

Hijos Míos, despierten y luchen. Esta es una guerra muy real, como ninguna otra atestiguada en la Tierra. Es una guerra contra ustedes, todos y cada uno de Mis hijos. Ustedes son el blanco. El problema es que no pueden ver al enemigo. Cobardes de corazón,ellos no tienen el valor de ponerse al descubierto.

Reuniones secretas

Obsesionados consigo mismos se re√ļnen en secreto dentro de sus propias comunidades y est√°n diseminados en todas las clases sociales. Los encontrar√°n no solo en los corredores de sus gobiernos, sino en los sistemas de justicia, las fuerzas policiales, comunidades de negocios, sistemas educativos y la milicia.

Nunca dejen que esta gente les dicte cómo rezar. Observen cómo ellos tratarán de manejar las vidas de ustedes y empiecen a prepararse ahora para lo que está por venir.

Advertencia sobre vacunaciones globales

Antes que nada, recen en grupos. Recen por esas personas que son ardientes partidarios de Satanás. La oración ayudará a evitar algunos de estos desastres. Estén alerta de las atrocidades que tratarán de infligir a través de la vacunación. No confíen en ninguna iniciativa repentina mundial para vacunar, la que puede parecer compasiva en su intención. Estén en guardia. País por país, estos grupos están conspirando para controlar a tantas personas como sea posible.

No teman, porque Yo protegeré a Mis seguidores que a Mí recen. Recen también por aquellas valientes almas entre ustedes que han decidido difundir la Verdad. De muchas de estas personas se están riendo, pero ellas están hablando en su mayor parte, la verdad.

(….)

Permanezcan fuertes. Nunca se rindan al ej√©rcito del enga√Īador. Jam√°s. Mant√©nganse firmes en lo que ustedes creen. Protejan a su familia ahora. Vuelvan a M√≠. Recen Mi Divina Misericordia todos los d√≠as. Para los cristianos en todas partes recen el Rosario. Dejen que Mi Madre los traiga de regreso a M√≠ a trav√©s de su intercesi√≥n.

Hijos M√≠os, lloro por todos ustedes y necesito que Mis seguidores se re√ļnan en fuerza Conmigo en contra de este mal. La oraci√≥n es la respuesta.

Su amado Salvador, Jesucristo

Leer m√°s: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a26-nov-2010-1-2-3-/

A %d blogueros les gusta esto: