Pretenden amordazar a la Virgen!?

El Vaticano se pronuncia ante la pregunta sobre posibles falsas apariciones marianas: “Las apariciones que hablan de castigos de Dios son absolutamente falsas” . Eso sí que es falso de toda falsedad y les obligaría a arrancar muchas páginas de la Biblia.

Desde el principio han quedado desnudados en sus intenciones. Las declaraciones del franciscano fray Stefano Ceccini, presidente de la Pontificia Academia Mariana y Miembro del Comité directivo del Observatorio de Fenómenos Místicos, no dejan lugar a duda alguna, y les obligaría a arrancar muchas páginas de la Biblia. Ante la pregunta sobre posibles falsas apariciones marianas:
¿Qué elementos pueden hacer sospechar de que se trata de algo falso? Va y contesta:
La Santa Sede dictó unas normas claras sobre esto en 1978. Por tanto, hay un protocolo en acto. Pero hay señales de alerta. ¿Quiere una madre castigar a sus hijos enviándoles enfermedades, la muerte…? De ninguna manera. Así que las apariciones que hablan de castigos de Dios son absolutamente falsas.

Eso sí que es falso de toda falsedad.

ALGUNAS APARICIONES APROBADAS OFICIALMENTE QUE HABLAN DE CASTIGO DIVINO:

En la Tercera Aparición en Fátima (Portugal), el 13 de julio 1917, la Santísima Virgen dijo:

«Visteis el infierno a donde van las almas de los pobres pecadores; para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. Si se hace lo que os voy a decir, se salvarán muchas almas y tendrán paz. La guerra pronto terminará. Pero si no dejaren de ofender a Dios, en el pontificado de Pío XI comenzará otra peor. Cuando veáis una noche iluminada por una luz desconocida, sabed que es la gran señal que Dios os da de que va a castigar al mundo por sus crímenes, por medio de la guerra, del hambre y de las persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre».

En Akita (Japón), la Santísima Virgen dijo:

«Para que el mundo conozca su ira, el Padre Celestial está preparando para infligir un gran castigo sobre toda la humanidad. Con mi Hijo yo he intervenido tantas veces para apaciguar la cólera del Padre…»

En La Salette (Francia) la Santísima Virgen le dijo a los jovencitos que la mano de su Hijo era fuerte y pesada que ya no podría sostenerla, a menos que la gente hiciera penitencia y obedeciera las leyes de Dios. Si no, tendrían mucho que sufrir:

«La gente no observa el Día del Señor, continúan trabajando sin parar los Domingos. Tan solo unas mujeres mayores van a Misa en el verano. Y en el invierno cuando no tienen más que hacer van a la iglesia para burlarse de la religión. El tiempo de Cuaresma es ignorado. Los hombres no pueden jurar sin tomar el Nombre de Dios en vano. La desobediencia y el pasar por alto los mandamientos de Dios son las cosas que hacen que la mano de mi Hijo sea más pesada.»

El tiempo para que las profecías de La Salette y Fátima se cumplan está muy cerca

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

13 de agosto de 2014

 Mis queridos hijos, el tiempo para que las profecías de La Salette y Fátima se cumplan está muy cerca. No debéis temer estos tiempos, antes bien, abrazadlos, porque debéis saber que el Pacto de Mi Padre será finalmente completado, tal como estaba destinado a ser. El anticristo, con el tiempo, tomará su asiento en la Iglesia de Mi Hijo en la tierra y nada evitará que esto suceda. Muchos negarán las profecías, que Yo he revelado al mundo y lo harán bajo su propio riesgo. Los que se nieguen a aceptar las advertencias dadas al mundo, y que siguen a los enemigos de Dios, pondrán sus almas en peligro y es por estas equivocadas almas que os pido que oréis fervientemente.

La batalla por la raza humana y por la salvación de todos los hijos de Dios se está librando en la actualidad y un gran daño está siendo infligido sobre todo sobre aquellos que se mantienen firmes a la Verdad de todo lo que mi Hijo reveló al mundo. Vosotros nunca podéis tomar una parte de Su Palabra o de la Santa Biblia y luego descartarla en favor de algo, que os pueda hacer sentir más cómodos. La Verdad nunca es fácil de aceptar porque puede infundir miedo en los corazones de los incluso más bravos y valientes Cristianos. La Verdad es siempre rechazada y cuando las espinas fueron puestas sobre la Sagrada Cabeza de mi Hijo, Jesucristo, los sacerdotes y los ancianos en ese momento estaban orando en el templo dando gloria a Dios, mientras que sus cohortes lo maldijeron cuando Él murió en la Cruz. Esa fue la forma en que fue entonces y esta será la forma en que será cuando el mundo tome represalias en contra de la Palabra de Dios y la den vuelta al revés y de arriba hacia abajo. Yo les insto, queridos hijos, a aceptar la Verdad, ya que será el medio por el que marcharán con mayor facilidad hacia el Reino de la Nueva Era. Sin haber reconocido lo que se os ha dicho ahora, muchas almas caerán en el error y abrazarán a la bestia. Ellos anularán todos los derechos civiles y la libertad individual cuando idolatren a los enemigos de mi Hijo hasta que, finalmente, le entregarán su alma al maligno.

El miedo de la Verdad puede conducir al resentimiento ya que puede ser muy difícil de ingerir. El resentimiento lleva a la ira y la ira lleva al odio. El odio contra esta misión, y a cada otra misión anterior, se intensificará y los que me aman a mí, la Madre de Dios, se atreverán a denunciarlo. Â¡Cómo me entristece cuando mi nombre se utiliza para insultar la Palabra de Jesucristo, el solo y único Salvador de la humanidad! La confusión será causada sobre mis grupos marianos de modo que empezarán a dudar de las advertencias que fui encargada de presentar al mundo en La Salette y Fátima. La gente va a huir de lo que dije y ellos creerán que las profecías dadas han de ser para otro momento en el futuro lejano.

Cuando toda la agitación estalle y cuando la doctrina contenida en el Libro de mi Padre sea re-escrita y presentada al mundo como siendo auténtica, solo aquellos con verdadero discernimiento comprenderán la Verdad. Vosotros debéis orar mucho por la supervivencia de la Iglesia de Mi Hijo, para que Su Cuerpo en la tierra, no sea descartado y tirado a los perros. Cuando ese día se lleve a cabo, la Justicia de Dios intervendrá y la humanidad entenderá, por fin, lo que se siente al estar sumido en la oscuridad. El día que la Luz de Dios se extinga es el momento en que se cumplirán todas las cosas como fueron profetizadas.

Vuestra amada Madre

Madre de la Salvación

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a013-ago-2014-madre-de-la-salvacion-el-tiempo-para-que-las-profecias-de-la-salette-y-fatima-se-cumplan-esta-muy-cerca/

A %d blogueros les gusta esto: