Predicador sinodal, avergonzado de ser var贸n y blanco

El comentario del dominico Radcliffe fue difundido por algunos peri贸dicos de gran tirada y blogs cat贸licos, pero vale la pena citarlo para quienes se lo perdieron. (Nota: el Anticristo no ser谩 occidental)

Durante las dos 煤ltimas d茅cadas, el te贸logo Timothy Radcliffe, de 77 a帽os, ha cuestionado p煤blicamente la doctrina de la Iglesia sobre la homosexualidad. En el Informe Anglicano Pilling de 2013 escribi贸 que al considerar las relaciones homosexuales 鈥溌o podemos empezar con la cuesti贸n de si est谩n permitidas o prohibidas! Debemos preguntarnos qu茅 significan y hasta qu茅 punto son eucar铆sticas (sic). Ciertamente pueden ser generosas, vulnerables, tiernas, mutuas y no violentas. As铆 que, en muchos sentidos, creo que pueden ser expresivas del don de Cristo鈥.

El respeto a los homosexuales no est谩 en discusi贸n y no negamos los sentimientos que puedan tener. Sin embargo, cuando Radcliffe intenta respaldar su comentario con el 鈥渄on de Cristo鈥 suena como un tromb贸n en el Claro de Luna de Debussy.

Pero vayamos a su 煤ltima boutade.

El comienzo de sus reflexiones espirituales, pronunciadas la ma帽ana del domingo 1 de octubre en la asamblea general del S铆nodo de los Obispos, es sorprendente. Sobre todo porque Radcliffe, autor de numerosos libros, es considerado una personalidad sabia y culta. Sus palabras reflejan perfectamente la ignorancia del movimiento sorosiano del despertar, formado por j贸venes contratados decididos a borrar a los blancos y a la cultura occidental de la faz de la Tierra. Probablemente fracasar谩n, pero a ellos se unen los fundamentalistas musulmanes, hind煤es, globalistas, izquierdistas y masones. Recordemos que seg煤n Open Doors, en 2022 hubo aproximadamente 360 鈥嬧媘illones de cristianos en el mundo perseguidos por su fe.

El comentario de Radcliffe fue difundido por algunos peri贸dicos de gran tirada y blogs cat贸licos, pero vale la pena citarlo para quienes se lo perdieron. 鈥淐uando el Santo Padre me pidi贸 que predicara este retiro, me sent铆 muy honrado, pero tambi茅n nervioso. Soy profundamente consciente de mis limitaciones personales. Soy viejo 鈥 blanco 鈥 occidental 鈥 隆y hombre! No s茅 qu茅 es peor. Todos estos aspectos de mi identidad limitan mi comprensi贸n. Por eso les pido perd贸n por la insuficiencia de mis palabras鈥.

Si esto no es fruto del envejecimiento celular, el comentario de Radcliffe es un retrato del p茅rfido pensamiento bergogliano.

Dado que se ofende gravemente a la cultura occidental, es decir, cristiana, respondamos brevemente a las patra帽as impl铆citas en el comentario citado que har铆an revolverse en su tumba a Santo Domingo de Guzm谩n.

Empecemos por su verg眉enza de ser hombre. La mujer, al dar la vida, es el ser m谩s cercano a lo divino. Es una criatura tan hermosa e imposible de prescindir de ella, no s贸lo para la perpetuaci贸n humana, que durante siglos el hombre cristiano le ha dedicado poemas, libros, m煤sica. En las dificultades se ha partido la espalda para llevar comida a casa, ha luchado, ha derramado sangre, ha muerto para proteger a su familia. Si Nuestro Dominico se averg眉enza de haber nacido hombre s贸lo quedan tres conclusiones: ignora la belleza creatural que representa la comuni贸n espiritual y carnal de los dos sexos, hubiera preferido nacer mujer o, puesto que comparte ideolog铆as woke y LGTB, haber sido abortado.

Radcliffe se averg眉enza de ser blanco y occidental. 驴Por qu茅? Nos habr铆a encantado conocer las razones, pero podemos adivinar que se refer铆a a la violencia que el 鈥渞acismo鈥 ha causado a lo largo de los siglos.

Como ya he hablado en varias ocasiones de este supuesto, tomar茅 algunos pasajes de un art铆culo de hace m谩s de diez a帽os, m谩s actuales que nunca. Occidente no es una simple definici贸n geogr谩fica, sino que se fundamenta en la cultura grecorromana, ennoblecida por el cristianismo. Los derechos humanos fueron escritos por primera vez en papel por el te贸logo espa帽ol Francisco de Vitoria (1492-1546) en defensa de los ind铆genas americanos. Al leer los quince puntos de su carta, nos damos cuenta de que la Declaraci贸n Universal de los Derechos Humanos promulgada en 1948 tiene poco o nada de nuevo.

La trata de esclavos no es fruto de la doctrina cat贸lica, sino del protestantismo, de la masoner铆a y de los monarcas pseudo cat贸licos sordos a las advertencias de los Papas.

La boutade sobre el hombre blanco del fraile brit谩nico est谩 fuera de la realidad, es enga帽osa y peligrosa. Radcliffe es el cl谩sico parvenue elevado a sabio que realmente puede catalizar a los enemigos de Occidente, que ya son muchos, con consecuencias imprevisibles. Deber铆a avergonzarse de s铆 mismo por lo que ha dicho, no por los occidentales blancos, sino por su p煤trida petulancia anticristiana exhibida ante el mundo.

En la historia no hay pueblo que no haya aprovechado su poder para someter a otros pueblos. Los chinos, por dar un ejemplo, se vieron obligados a construir la Gran Muralla de m谩s de 8.000 kil贸metros, no para incrementar el turismo, sino para protegerse de las feroces tribus n贸madas, especialmente de los hunos. Los chinos, a su vez, han hecho lo mismo con otros pueblos. Los 谩rabes y los pueblos arabizados, que durante siglos torturaron, martirizaron y esclavizaron a cualquiera que no fuera musulm谩n, incluidos los europeos, vend铆an los africanos a los europeos, quienes los enviaban a los campos de algod贸n. Pero a pesar de la opresi贸n, a diferencia de los esclavos que cayeron en manos de los musulmanes, pod铆an tener una familia y no corr铆an el riesgo de ser castrados.

驴Pobres africanos? No todos. Las mismas tribus africanas capturaban mujeres y hombres de las tribus rivales m谩s d茅biles para venderlos al mejor postor. Las tribus nativas americanas tambi茅n lucharon entre s铆 por el control de las tierras y la caza, tal vez mostrando el cuero cabelludo de los vencidos. 驴Y qu茅 decir de los sacrificios humanos que practicaban los aztecas y los mayas? No hablemos de la crueldad de los japoneses que, despu茅s de haber eliminado la presencia de cristianos japoneses en el siglo XVII, durante y antes de la Segunda Guerra Mundial fueron tan crueles que a煤n hoy son odiados por los pueblos asi谩ticos a los que quer铆an aniquilar.

En Am茅rica del Norte, colonizada por protestantes, los nativos son tan pocos que para verlos, como lo hizo el abajo firmante, es necesario hacer un corto viaje a las Reservas. Por el contrario, en Am茅rica Hispana cat贸lica, millones de nativos y mestizos est谩n integrados a la sociedad, act煤an en pol铆tica, gobiernan y legislan. Si el mensaje cristiano no hubiera llegado a estos pueblos, lo m谩s probable es que todav铆a hoy tendr铆amos cabelleras al viento y sacrificios humanos.

Por lo tanto, los buenos y los malos existen en todas las culturas. Sin embargo, s贸lo Jesucristo anuncia las Bienaventuranzas afirmando 鈥淵o soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por m铆鈥. Lo m谩s probable es que el sacerdote que lo ignora o lo subestima reserva un boleto prioritario al infierno, lo crea o no. 

En cuanto a los derechos de las mujeres, en ninguna cultura se respetan como en el cristianismo. El Sati, por ejemplo, es una pr谩ctica hind煤 que obliga a las esposas a quemarse vivas en las piras funerarias de sus maridos fallecidos. A pesar de haber sido prohibido por los colonizadores brit谩nicos, el oprobio sobrevive en muchas regiones de la India. La mujer que logra escapar del atroz final es repudiada por su propia familia y obligada a huir. Cuando su marido muere, ella pierde todos sus derechos y se ve obligada a refugiarse en guetos sin siquiera los servicios m谩s elementales, en ciudades sagradas como Vrindavan y Varanasi. El ej茅rcito desesperado de viudas en la India asciende a unos cuarenta millones, alrededor del ocho por ciento de toda la poblaci贸n femenina. Ya deber铆amos saber lo suficiente sobre las mujeres musulmanas nacidas en pa铆ses donde la sharia est谩 en vigor.

Ser铆a suficiente un m铆nimo de conocimiento hist贸rico para distinguir los programas y acciones inhumanos de los masones de la doctrina cat贸lica. No es coincidencia que los bur贸cratas de Bruselas se negaran a mencionar las 鈥渞a铆ces cristianas鈥 en la Constituci贸n europea. Si es cierto que por intereses econ贸micos y geopol铆ticos las multinacionales han fomentado guerras en varias regiones del mundo, tambi茅n lo es que los autores de esta pol铆tica destructiva de vidas representan los mismos grupos de poder que han herido de muerte al alma cristiana. Durante los 煤ltimos doscientos a帽os Occidente ha sufrido una lenta e imparable decadencia cultural y moral dise帽ada por los masones, formada principalmente por lobbies de ra铆ces protestantes y jud铆as como la B鈥檔ai B鈥檙ith (Ben茅 Berith).

La mayor铆a de los pol铆ticos elegidos para formar gobiernos han enga帽ado met贸dicamente a sus votantes por pereza o, m谩s realistamente, porque no son capaces de oponerse a los 鈥渃onsejos鈥 de los masones. Por lo tanto, cuando se habla de guerras y abusos no deber铆amos se帽alar con el dedo a los occidentales, sino a los verdugos que est谩n destruyendo el Occidente cristiano mediante mentiras hist贸ricas y manipulaciones medi谩ticas.

Recordemos a Edward Snowden, quien en 2013 denuncio la vigilancia masiva por parte del gobierno de Estados Unidos. Pensemos en el destino que hicieron 鈥渃ulpable鈥 a Julian Assange -un verdadero h茅roe olvidado por los periodistas m谩s cobardes de la historia- de haber difundido miles de documentos que desenmascaraban las mentiras y los cr铆menes perpetrados por los gobiernos estadounidenses en connivencia con otros gobiernos, no s贸lo occidentales, sin el conocimiento de sus ciudadanos.

La pobreza end茅mica que aflige a los pa铆ses del Tercer Mundo es causada por varios factores, no s贸lo por el cinismo de los gobiernos dominados por los masones y los lobbies de los multimillonarios. A diferencia de todas las culturas que se han sucedido en la historia, los occidentales son los que m谩s han dado a los pueblos desafortunados. Como regla general, los pa铆ses no cristianos m谩s avanzados han acogido con agrado, al menos en parte, la democracia y la tecnolog铆a occidental.

Pa铆ses como But谩n, Nepal, Pap煤a Nueva Guinea, etc., donde los occidentales no pusieron un pie hasta el siglo pasado, la pobreza era y sigue siendo dram谩tica. Los pa铆ses musulmanes ricos en petr贸leo que han adoptado la tecnolog铆a occidental en pocos a帽os han mejorado significativamente los aspectos materiales. Sin embargo, dado que no se aborda el Estado de derecho, la justicia, por usar un eufemismo, deja mucho que desear. Pero no nos indignemos, ya que las democracias pro mas贸nicas han seguido el mismo camino. En lugar de utilizar, como en Arabia Saudita, la espada para arrancar y cortar manos y pies, guillotinan nuestros derechos, nuestra salud, nuestra identidad cultural y sexual. Gracias tambi茅n a Bergoglio y a personas como Timothy Radcliffe, que nos eliminan poco a poco, sin demasiado ruido, con el 鈥渄on de Cristo鈥.

Bergoglio, Radcliffe & Co. intentan con palabras y hechos oscurecer una realidad incontrovertible. Los que a lo largo de los siglos han dado su vida para elevar espiritual y materialmente a los pobres del mundo no son hind煤es, budistas, jud铆os, musulmanes, masones, bergoglianos o LGBT. El misionero cat贸lico es quien representa verdaderamente el alma de Occidente.

Nota: El Anticristo en absoluto ser谩 blanco y occidental. Ya est谩 preparando. Ser谩 hind煤, o paquistan铆 o de Oriente Medio…..

 La Vergogna di Padre Radcliffe. Agostino Nobile/ Religi贸n, La Voz Libre

El Anticristo ser谩 del Oriente, no del Occidente

Mensaje del Libro de la Verdad 馃徆

26 de abril de 2013

El mundo est谩 siendo preparado para la entrada del anticristo. 脡l ha sido preparado por un n煤mero de poderosas fuerzas pol铆ticas para hacer su entrada triunfal.

El anticristo ser谩 del oriente (este), no del occidente (oeste), pero ser谩 amado, honrado y reverenciado por ambos y en todos los rincones de la Tierra. Esto comenzar谩 como sigue:

El anticristo traer谩 r谩pidamente, con la ayuda de los enemigos de Dios, una guerra entre dos naciones encabezada por dos l铆deres obstinados y poderosos. Estas guerras aumentar谩n y luego se extender谩n a otros pa铆ses. Cuando la amenaza se vuelva tan grave que comience a afectar a las naciones m谩s poderosas, entonces las negociaciones de paz comenzar谩n.

De la nada, sobresaldr谩 la bestia. Y con una habilidad que impresionar谩 al mundo, 茅l pondr谩 fin a las guerras. Tendr谩 una voz poderosa. Ser谩 extremadamente inteligente y crear谩 una impresionante imagen carism谩tica. Su buen parecido aspecto f铆sico, encanto y sentido del humor, ser谩n como un poderoso im谩n hipn贸tico. Atraer谩 grandes elogios de reconocidos l铆deres mundiales y de los medios de comunicaci贸n, y se convertir谩 en una celebridad. Su comportamiento interesar谩 a l铆deres empresariales, que lo ver谩n como siendo fundamental para crear  riqueza, ya que las econom铆as comenzar谩n a crecer.

Tan especial parecer谩 el anticristo, que las naciones clamar谩n sobre s铆 mismas para alentarlo a visitar sus pa铆ses. 脡l ser谩 amado y copiar谩 el 煤ltimo detalle, de cada momento de Mi Misi贸n, cuando anduve en la Tierra. Predicando de la importancia del amor, la paz y de la importancia de la unidad entre naciones, se le ver谩 crear grandes maravillas, donde quiera que vaya. Este no es un hombre como cualquier otro. Este no es un hombre como cualquier otra figura insigne carism谩tica. Su estrella brillar谩 y relucir谩, como ninguna otra antes que 茅l. 脡l ser谩 visto como una figura insigne de la religi贸n humanitaria 煤nica mundial. El as铆 llamado 茅xito de esta abominaci贸n ser谩 atribuido a 茅l. Todos caer谩n a sus pies. Im谩genes de su rostro estar谩n en todas partes. Se le ver谩 con los jefes de muchas denominaciones religiosas. Pronto se dir谩 que la gente ser谩 sanada espont谩neamente en su presencia. A trav茅s del poder de Satan谩s, 茅l ser谩 capaz de crear actos, los cuales impactar谩n a muchos y estos se considerar谩n ser milagrosos.

Para entonces, para los ignorantes, 茅l ser谩 visto como el Mes铆as. 脡l entonces insinuar谩 que ha sido enviado por Dios para salvar al mundo. Muchos, incluyendo aquellos en el mundo que no aceptan Mi Existencia, estar谩n convencidos de que este hombre es el Hijo del hombre, Jesucristo. Aquellos que honren, obedezcan lo que 茅l pide de ellos, y quienes lo adoren, ser谩n infestados con tal maldad que sus almas ser谩n succionadas dentro de un vac铆o, del cual encontrar谩n imposible extraditarse a s铆 mismos.

Aquellos que conocen la Verdad de Mis Ense帽anzas reconocer谩n el enga帽o, que es colocado ante la raza humana y resistir谩n esta abominaci贸n. Aquellos quienes dicen que conocen a Dios, y son cristianos practicantes, fracasar谩n para entender Mi Promesa de regresar. Cuando regrese ser谩 para juzgar. Yo nunca andar茅 en la Tierra una segunda vez. A pesar de todo su conocimiento de Mis Ense帽anzas ellos no entienden lo que dije. Se lo recuerdo ahora: No andar茅 en carne. Cualquier hombre que dice que 茅l soy Yo, es un mentiroso.

Vuestro Jes煤s

Leer m谩s: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a26-abr-2013-el-anticristo-sera-del-oriente-no-del-occidente/

%d