Relaj├íos y sabed que Dios es siempre Poderoso y que no hay acto, por m├ís malvado, que no pueda ser aplastado por ├ël

Nunca cre├íis que os pedir├şa huir de vuestros hogares a refugios, ya que este mandato no viene de M├ş. Los refugios de los que Yo hablo son aquellos lugares a los que necesit├íis ir con el fin de recibir Misa y los Sacramentos. En relaci├│n al Sello del Dios Vivo * No se permite ning├║nSigue leyendo “Relaj├íos y sabed que Dios es siempre Poderoso y que no hay acto, por m├ís malvado, que no pueda ser aplastado por ├ël”