Relajáos y sabed que Dios es siempre Poderoso y que no hay acto, por más malvado, que no pueda ser aplastado por Él

Nunca creáis que os pediría huir de vuestros hogares a refugios, ya que este mandato no viene de Mí. Los refugios de los que Yo hablo son aquellos lugares a los que necesitáis ir con el fin de recibir Misa y los Sacramentos. En relación al Sello del Dios Vivo * No se permite ningúnSigue leyendo «Relajáos y sabed que Dios es siempre Poderoso y que no hay acto, por más malvado, que no pueda ser aplastado por Él»