Protocolos de los Sabios de Si贸n: el Catolicismo es nuestro enemigo eterno

El libro clave de la Masoner铆a

Pr贸logo para ubicar al lector

En los Protocolos de los Sabios de Si贸n, que son las actas de las veinticuatro sesiones (en otras ediciones veintis茅is) del Congreso reunido en Basilea (Suiza) en septiembre de 1897, se establecen las l铆neas directivas del plan mas贸nico-judaico para el Gobierno Universal de los jud铆os masones.

Es un programa cuidadosamente elaborado, hasta en sus menores detalles, para la conquista del mundo; y que firman Grandes Rabinos del Grado 33o de la masoner铆a, presididos por el jud铆o mas贸n Teodoro Hertzel, agente confidencial de la banca jud铆a de los Rothschild con cuarteles en Londres.

Expuesto el plan por el Pr铆ncipe del Destierro, o exiliarca de Israel, ante la Asamblea de los Ancianos del Gran Sanedr铆n (del Supremo Consejo Internacional Jud铆o), resulta ser la predicci贸n m谩s acertada de la Revoluci贸n Mundial a la que asiste imp谩vida la historia contempor谩nea, y que dirige con precisi贸n matem谩tica el directorio supremo del
poder oculto de la judeo-masoner铆a. En todos los pueblos cristianos se observan los mismos fen贸menos, tendientes a una misma finalidad: efectos de un plan preconcebido que se est谩 llevando a cabo con suma habilidad.
Bastar谩 espigar algunos conceptos vertidos en el centenar de p谩ginas que abarcan los protocolos, para persuadirnos de la diab贸lica malignidad del plan, que esta secta infernal va cumpliendo al pie de la letra en medio de los pueblos cristianos
A pesar de que se haya impugnado la autenticidad de los Protocolos, no deja de sorprendernos su fiel cumplimiento durante estos ciento once a帽os; de tal manera que, si se hubieran fraguado fraudulentamente, no sabr铆amos qu茅 admirar m谩s: si la perversidad sat谩nica de sus objetivos o la prof茅tica perspicacia de sus fautores. Un ejemplar del libro que contiene estas actas se halla
depositado, desde 1906, en el British Museum de Londres. En Rusia se publicaron en 1901. Sus originales fueron sustra铆dos por los rusos Nilus y Butmi del archivo secreto de la logia francesa del rito mas贸nico-judaico de Misra铆m que fundara Cagliostro.

Del discurso inicial

Desde hace dieciocho siglos nuestros sabios luchan con gran valor y perseverancia sin conseguir abatir la Cruz (…) A nosotros pertenece el Becerro de Oro, esa divinidad universal de la 茅poca鈥.

鈥淐uando nos hayamos hecho los 煤nicos poseedores de todo el oro de la tierra, el verdadero poder pasar谩 a nuestras manos鈥 (…) 鈥淭odos los gobiernos est谩n llenos de deudas. La Bolsa cotiza y regula esas deudas y nosotros somos los due帽os de las Bolsas de casi todas las plazas鈥 (…) 鈥淪iendo la Iglesia uno de nuestros poderosos enemigos empezaremos por despreciar a sus sacerdotes, les declararemos una guerra abierta de calumnias y difamaciones鈥 (…) 鈥淒ebemos dirigir nuestras ambiciones hacia los puestos m谩s elevados, que es 茅ste el medio m谩s seguro para llegar a conseguir el dominio de todas las operaciones industriales, financieras y comerciales鈥 (…) 鈥Si el oro es la primera potencia de este mundo, la segunda es la Prensa. Es preciso que los nuestros se encarguen de la direcci贸n de los diarios de cada pa铆s鈥 (…) 鈥淟a posesi贸n del oro y la habilidad en la elecci贸n de los medios para sobornar, nos convertir谩n en los 谩rbitros de la opini贸n p煤blica y nos dar谩n el imperio sobre las masas鈥 (…) 
鈥淒ue帽os absolutos de la prensa podremos cambiar las ideas y dar as铆 elprimer golpe a la familia y por el matrimonio civil y el divorcio consumar su disoluci贸n; podremos adem谩s extirpar la fe de los 鈥済oyim鈥 (cristianos o bestias de carga seg煤n el Talmud), y fomentar sus bajas pasiones鈥 
鈥淭enemos que acaparar las escuelas鈥 (…) 鈥淟a religi贸n de los cristianos tiene que desaparecer鈥 (…) 鈥淧romoveremos entre los proletarios revoluciones y des贸rdenes, y toda cat谩strofe que consigamos en ese sentido nos ir谩 acercando a nuestros planes de reinar sobre la tierra. Por la anarqu铆a y la miseria que cundir谩 por doquier, las masas no tendr谩n m谩s remedio que acudir, a nosotros, y entonces habr谩 llegado la hora de la venganza y les impondremos nuestra ley鈥. (1)


De las Actas Nro. 1 y Nro. 2.

“El derecho reside en la fuerza. El despotismo del capital est谩 enteramente en nuestro poder y lo ofreceremos a los Estados como 煤nico asidero al que no tendr谩n m谩s remedio que agarrarse si no quieren caer en el abismo鈥 (…) 鈥淭odo el que quiere gobernar debe recurrir al enga帽o, a la compra de las conciencias, a la impostura, a la traici贸n y a la hipocres铆a, pues as铆 servimos a nuestra causa. El fin justifica los medios鈥 (…) 鈥淣o nos detengamos ante la corrupci贸n de los cristianos鈥 (…) 鈥淎 los representantes del pueblo los utilizaremos de peones en nuestro juego de ajedrez鈥 (…) 鈥淢ediante la prensa hemos conquistado una influencia decisiva sin mostrar la cara鈥.
鈥淣uestro llamamiento de libertad, igualdad y fraternidad, fue, poco a poco, devorando la prosperidad de los cristianos y derrumbando los cimientos de los Estados鈥 (…) 鈥淭odas las guerras se negociar谩n bajo el aspecto econ贸mico鈥 (…) 鈥淓scogeremos administradores con tendencias serviles鈥 (…) 鈥淟os triunfos de Darwin, Marx y Nietzsche fueron preparados por nosotros con su efecto desmoralizador”

Del Acta Nro. 3.


鈥淪iempre en las Constituciones de los Estados hemos hecho incluir 3o derechos de las masas que son completamente ficticios: inaplicables en la pr谩ctica, pero halagadores para el pueblo鈥 (…) 鈥淏ajo nuestra direcci贸n, el pueblo destruy贸 a la nobleza que era su protectora y cay贸 en manos de los nuevos ricos, que explotaron al obrero sin piedad; ahora debemos hacerles creer que somos los libertadores del trabajador y que venirnos a sacarlos de la opresi贸n; haci茅ndoles ver las ventajas de formar en las filas de nuestros ej茅rcitos de socialistas, anarquistas y comunistas. Nuestra fuerza consiste en mantener al obrero en estado constante de necesidad e impotencia, as铆 lo tendremos sujeto a nuestra voluntad鈥 (…) 鈥淢anejaremos las masas fomentando la envidia y el odio鈥 (…) 鈥淓l populacho cree ciegamente lo que le dan impreso鈥 (…) 鈥淟a prensa es la gran potencia para dominar el esp铆ritu p煤blico. Ella, casi sin excepci贸n, est谩 en nuestras manos鈥 (…) 鈥淥rganizaremos una crisis econ贸mica universa! con la ayuda del oro que est谩 en nuestro poder casi en su totalidad; simult谩neamente echaremos a la calle masas enormes de obreros que se precipitar谩n sobre sus supuestos opresores: verter谩n su sangre y se apoderar谩n de sus bienes鈥 (…) 鈥淐uando el populacho se aperciba que en nombre de la libertad se le han concedido todos los derechos se imaginar谩 que 茅l es el amo; pero al tropezar con infinidad de obst谩culos, pondr谩 el poder en nuestras manos. Ese fue nuestro plan en la gran revoluci贸n (la de Francia de 1789) (…) 

鈥淟uego borraremos del diccionario la palabra libertad que embruteci贸 al hombre y lo hizo sanguinario; y esos animales, ya hartos de sangre, quedar谩n adormecidos despu茅s de su org铆a, y nosotros f谩cilmente los encadenaremos para luego dominar sobre ellos鈥 

De las Actas Nro. 4, Nro. 11 y Nro. 15


鈥淟as logias mas贸nicas juegan inconscientemente en todo el mundo el papel de un disfraz que oculta nuestro objetivo; nosotros las usaremos dentro de nuestro plan de acci贸n permaneciendo 茅ste siempre completamente oculto para todo el mundo鈥 (…) 鈥淗asta que lleguemos al poder multiplicaremos por todas partes las logias mas贸nicas a las cuales atraeremos a los que puedan ser agentes destacados. Ellas ser谩n nuestra principal base de informaci贸n y el medio m谩s influyente de nuestra actividad. Centralizaremos todas las logias en una organizaci贸n s贸lo conocida por nosotros. Las logias tendr谩n su representante; tras de 茅l estaremos nosotros y 茅l trasmitir谩 nuestras 贸rdenes鈥 (…) 鈥淟as logias ser谩n el n煤cleo de todos los elementos revolucionarios liberales y marxistas鈥 (…) 

鈥淪贸lo nosotros manejaremos la masoner铆a, pues s贸lo nosotros sabemos adonde vamos mientras los cristianos nada saben; pero son ambiciosos y vanidosos. Ellos buscan la gloria sacrificando sus proyectos; nosotros, en cambio, sacrificamos la gloria con tal de que triunfen nuestro proyectos (…) 鈥淎 los cristianos los atraeremos a las logias mas贸nicas, cuyos designios no conocen, a fin de distraer de nosotros las miradas de sus hermanos鈥 (…) 

鈥淣uestro primer deber es arrancar de los cristianos hasta la concepci贸n misma de Dios y sustituirla por las necesidades materiales de la vida鈥 (…) 鈥淟a lucha por la superioridad y las continuas especulaciones en el mundo de los negocios crear谩 una sociedad desmoralizada, ego铆sta, sin coraz贸n, que tendr谩 por 煤nico gu铆a la pasi贸n del oro para proporcionarse placeres materiales, de los que ha hecho un verdadero culto鈥 (…) 鈥淓n los puestos directivos s贸lo colocaremos a los educados por nosotros鈥 (…) 鈥淧ues, con respecto a nuestra pol铆tica, tanto los cristianos como sus gobiernos, son ni帽os, eternos menores de edad鈥.

Del Acta Nro. 9


鈥淎l aplicar nuestros principios ten茅is que poner mucho cuidado en conocer el car谩cter particular de cada naci贸n. Si, proced茅is con cautela, antes de diez a帽os, el car谩cter m谩s obstinado habr谩 cambiado, y a帽adiremos una naci贸n m谩s a las ya sometidas鈥 (…) 鈥淟os partidos pol铆ticos los tenemos en nuestras manos, porque para conducir la oposici贸n hace falta dinero, y el dinero lo tenemos nosotros鈥 (…) 鈥淒ebemos apoderarnos de la Prensa, de la Justicia, y de los manejos electorales; pero sobre todo de la instrucci贸n y de la educaci贸n鈥 (…) 鈥淗emos conseguido embrutecer y corromper la actual generaci贸n de los cristianos, ense帽谩ndoles principios y teor铆as que de antemano conocemos que son enteramente falsos.鈥

Del Acta Nro. 10


鈥淪i conseguimos introducir en el organismo del Estado el veneno del liberalismo, su enfermedad ser谩 mortal; su sangre se halla infectada; no nos queda m谩s que esperar el fin de su agon铆a鈥 (…) 鈥淪us Constituciones son escuelas de discordias, discusiones y est茅riles agitaciones de partidos pol铆ticos parasitarios; la prensa y el Congreso los condenan a la inacci贸n y a la debilidad. Con el advenimiento de la rep煤blica hemos establecido una caricatura de gobierno; y del mont贸n de nuestros esclavos, que son tales ciudadanos republicanos, nosotros hemos elegido su Presidente, por medio de nuestro ciego servidor que es la mayor铆a que vota.鈥


 De las Actas Nro. 12 y Nro. 14


鈥淣uestras leyes destruir谩n o crear谩n lo que nos convenga, y as铆 se cumplir谩 lo que les hemos prometido en las Constituciones, a saber: que la libertad es el derecho de hacer aquello que permite la ley (que la hemos hecho nosotros)鈥 (…) 鈥淓l pretexto para suprimir un peri贸dico ser谩 alegar que agita los 谩nimos sin raz贸n y sin motivo鈥 (…) 鈥淟a literatura y el periodismo son las dos fuerzas educadoras m谩s importantes; por eso nuestro gobierno ser谩 el propietario de la mayor parte le los peri贸dicos, y adquiriremos enorme influencia sobre el p煤blico鈥 (…) 鈥淟os imb茅ciles que creer谩n seguir la opini贸n de su partido, seguir谩n s贸lo la nuestra鈥 (…) 鈥淒ebemos destruir las creencias鈥 (…) 鈥淓n los pa铆ses que se llaman adelantados hemos creado una literatura loca, sucia, abominable, la estimularemos mucho m谩s una vez llegados al poder鈥 (…). Hoy habr铆a que agregar la radio, el cine y la televisi贸n.

De las Actas Nro. 16 y Nro. 17


鈥淟os maestros y profesores ser谩n nombrados con especial prudencia, y depender谩n en un todo del gobierno鈥 (…) 鈥Aboliremos toda ense帽anza privada鈥 (…) 鈥淟a influencia del clero ser谩 nula por las restricciones que pondremos a su acci贸n鈥 (…) 鈥淐uando llegue el momento, destruiremos la corte papal, y su poder lo arruinaremos completamente. El Rey de los Jud铆os ser谩 el verdadero papa del Universo, pero antes, debemos educar a la juventud en las nuevas creencias de transici贸n, para despu茅s crear esta iglesia internacional con nuestras creencias鈥 (En la actualidad se estima en un 68% la cantidad de puestos p煤blicos ocupados por los jud铆os en distintos estamentos de la educaci贸n argentina, empezando por su ex Ministro, Filmus, ciudadano israel铆).

Actas Nro. 20, Nro. 21 y Nro. 22.


鈥淟os empr茅stitos exteriores son sanguijuelas que no se pueden desprender del Estado si no se caen por s铆 mismas o si el Estado no las desprende radicalmente鈥 (…) 鈥淭ales empr茅stitos han llenado nuestras cajas con los dineros nacionales de los cristianos鈥 (…) 鈥Nos aprovechamos de la corrupci贸n de la administraci贸n y de la negligencia de los gobernantes para recibir cantidades dobles, triples y a煤n mayores, prestando dinero que en realidad no necesitaban.鈥
鈥淭enemos en nuestras manos la mayor fuerza del mundo: el oro鈥 (…) 鈥淒ue帽os del mundo, estableceremos el orden en 茅l por medio de la violencia, y luego explicaremos que la libertad tiene su l铆mite en las leyes que nosotros estableceremos.鈥 (2)
Escribi贸 Dostoiewsky: 鈥淐uando la gran guerra o la gran noche revolucionaria haya pasado por el mundo, y no quede absolutamente nada, la Banca Jud铆a quedar谩 dominando todas estas ruinas.” (3)
Ya en 1489, contestando a la Carta de los jud铆os de Francia y de Espa帽a, escrib铆an los rabinos de Constantinopla: “Haceos cristianos, pero permaneced fieles a Mois茅s; haceos mercaderes para despojar a los cristianos de sus bienes; haceos m茅dicos y boticarios para privarlos de la vida sin temor al castigo; haceos can贸nigos y curas a fin de destruir la Iglesia del que llaman Cristo; haceos abogados, profesionales y funcionarios p煤blicos para minar a los cristianos, apropiaros de sus tierras y vengaros de ellos, seguid esta orden y llegar茅is a la c煤spide del poder铆o.” (4)

Relaciones judaico-mas贸nicas para el imperio del mundo


Para nadie resulta una novedad el saber que la Alta Finanza, hoy encarnada en poderosas organizaciones privadas como el CFR norteamericano y la RIIA inglesa , se halla dirigida desde su cuna por el juda铆smo internacional, y que los altos grados 鈥渞eales鈥 de la masoner铆a estuvieron y est谩n ocupados por jud铆os al servicio de otros jud铆os ocultos; contando ambos grupos con la complicidad de entregadores cristianos (el CARI en Argentina de donde salen todos los Ministros de Econom铆a); y que lo mismo sucede con los partidos pol铆ticos de cada naci贸n, en donde se aparenta que se favorece a las izquierdas y obstruye a las derechas, aunque la Sinarqu铆a sabe que son lo mismo.

En estos casos de la pol铆tica partidista las logias trabajan con doble y triple equipo en el seno de los diversos sectores de la opini贸n; a fin de poder actuar
inmediatamente y con pleno conocimiento de personas, apenas se den a publicidad los resultados de las elecciones; e imponer sus hombres, seg煤n convenga, para desbaratar los programas de gobierno m谩s sinceros y patri贸ticos.

El mas贸n jud铆o Ludendorf escrib铆a en 1918 en Latomia, revista alemana de la masoner铆a: “Los masones son los testaferros de los jud铆os鈥. Y 茅l sab铆a muy bien por qu茅 lo dec铆a. (5)
Es un hecho que la 鈥淚nternacional Dorada鈥, cuyo Dios es el Becerro Oro, impone su ley a los Estados, a cambio de concesiones estipulas por los gestores del plan mas贸nico del Gobierno Mundial. El jud铆o Walther Rathenau, ministro de econom铆a en Alemania, que fuera director en la D茅cada Infame de la C. A. D. E en la Argentina y famoso financista, dijo el 25 de diciembre 1909: “Trescientos hombres, de quienes cada uno conoce al otro, dirigen los destinos del continente, y buscan sus sucesores dentro del mismo ambiente.” (6) Se podr铆a confeccionar una lista de centenares de nombres ministros y hasta cancilleres, impuestos por las casas bancarias jud铆as en garant铆a de los empr茅stitos concedidos. Quinientas firmas de plut贸cratas, masones, jud铆os y rotarios, que integran los consorcios bancarios internacionales, poseen el 85 % de lariqueza mundial. 

El juda铆smo, tentacular por la pol铆tica y omnipotente por el dinero, at贸 a su carro de oro a la Sociedad de las Naciones con la fundaci贸n de A.M.I. (Asociaci贸n Mas贸nica Internacional) en la ciudad de Ginebra en 1921. La mayor铆a de los delegados internacionales eran masones y frecuentaban las logias suizas en las cuales recib铆an las consignas. Hoy su comando general reside junto a la ONU o simplemente NU (Organizaci贸n de las Naciones Unidas, brazo ejecutor de la Sinarqu铆a), en Nueva York. La casi totalidad del personal de la O. N. U. est谩 constituido por masones y a la masoner铆a pertenecen gran parte de los representantes de los pa铆ses que integran. Por medio de estos sus agentes, el juda铆smo mas贸nico podr谩 dictar al fin su ley al mundo. (7)

Ya lo hab铆a dicho, el 8 de marzo de 1848, el c茅lebre jud铆o mas贸n Cr茅imieux, fundador en 1860 de la Alianza Israelita Universal y ministro del minusv谩lido Lamartine , presidente provisional de Francia: 鈥淟a Alta Pol铆tica de la humanidad, el imperio mundial judaico, que ambiciona el dominio del mundo entero, ha encontrado siempre amplia acogida en las mas贸nicas, porque el Gran Arquitecto del Universo ha entregado el mundo a los jud铆os (…) Nosotros (los jud铆os) vivimos en el extranjero (…) La doctrina judaica tiene que llenar el mundo (…) El Catolicismo es nuestro enemigo eterno (…) No est谩 lejos el d铆a en que todas las riquezas del universo llegar谩n a poder de los hijos de Israel (…) La Jerusal茅n del Nuevo Orden Mundial tiene que ocupar el lugar de los reyes y de los papas.鈥 (8)

Este supremo anhelo de los enemigos de Cristo lo confirma Monse帽or Meur铆n con estas palabras: 鈥淟a verdadera doctrina, la aut茅ntica meta de la masoner铆a es ce帽ir las sienes del juda铆smo con la diadema real, y poner a sus pies el reino de este mundo.鈥 (9)

Referencias

  1. (1)  Duque de la Victoria, Los Protocolos de los Sabios de Si贸n (comentarios), pp. 34 a 45. Ed. 1949.
  2. (2)  Duque de la Victoria, Los protocolos (comentarios), pp.49 a 150. Ed. 1949.
  3. (3)  Duque de la Victoria, Israel Manda, p谩g. 165. Ed. 1935.
  4. (4)  Monse帽or Le贸n Meur铆n, Filosof铆a de la Masoner铆a (1era. Parte), p谩g. 223. Madrid 1957.
  5. (5)  Revista Latomia (alemana), febrero de 1928.
  6. (6)  Walter Degreff, Judiadas. Ed. 1936 y Fray Justo Pac铆fico, El gobierno Universal, p谩g. 7.
  7. (7)  J. Boor, Masoner铆a. Ed. 1952.
  8. (8)  Fray Justo Pac铆fico, El gobierno universal, p谩g. 29 y Ernesto Nys, Ideas modernas, Derecho
    internacional y masoner铆a, p谩g. 119. V茅ase adem谩s: Archivos israelitas, p谩g. 651 y la Revue Antima莽onique, p谩g. 171, A帽o 1915. Observe el lector que cuando Creimieux dec铆a esto del Nuevo Orden Mundial, se encontraba en el a帽o 1848: s铆; as铆 de viejo es este asunto. Cualquiera dir铆a que lo habr铆a dicho alg煤n tilingo palangana de la Recoleta hace un par de d铆as. No lo dijo este hebreo hace 160 a帽itos, nada m谩s. Por eso son los Predilectos del Se帽or de Israel.
  9. (9)  Monse帽or Le贸n Meur铆n, Filosof铆a de la Masoner铆a (1ra. Parte), p谩g. 14

https://www.catolicosalerta.com.ar/problema-judio/poder-oculto.html

O铆d Mi llamada y preparaos para la efusi贸n de Mi Esp铆ritu Santo

Mensaje del Libro de la Verdad 馃徆

1 de mayo del 2012

Mi amor por todos vosotros ahora me lleva a
derramar el Esp铆ritu Santo sobre los hombres, una vez m谩s, para incitarles a
abrir sus corazones.

Mis almas sentir谩n muy pronto el poder del Esp铆ritu Santo, derramado sobre
ellos en mente, cuerpo y alma.

Esto es esencial para poder despertar a todos los hijos de Dios a la verdad. Algunas personas ver谩n ahora el mundo de una manera diferente. Entonces empezar谩n a cuestion谩rselo todo. Ya no estar谩n dispuestas a
permanecer esclavizadas por se帽ores cuya 煤nica meta es controlarlas para obtener beneficios personales.

Nadie ser谩 capaz de ignorar esta fuerza del Esp铆ritu Santo. Todo el Cielo est谩 esperando a que la hora de la Iluminaci贸n cree un nuevo amanecer, un nuevo inicio.

Las mentiras a las que os hab茅is estado enfrentando esconden un plan maestro nacido de una alianza mundial, dise帽ado para controlar todos vuestros pa铆ses.

Si consent铆s que vuestro pa铆s se encomiende a grandes hombres para alimentar a vuestras familias, os convertir茅is en esclavos. Ya os est谩n quitando todo lo que ten茅is, pero est谩is ciegos a esta realidad.

Ahora, con el Don del Esp铆ritu Santo, millones de personas podr谩n ver a trav茅s de esta m谩scara de enga帽o y se opondr谩n a esos perversos grupos controlados por la masoner铆a.

Este Don os dar谩 la armadura de protecci贸n que necesit谩is para apartar a ese ej茅rcito de la senda de vuestra destrucci贸n.


O铆d Mi llamada y preparaos para la efusi贸n de Mi Esp铆ritu Santo.

Vuestro amado Jes煤s

Leer m谩s: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a01-may-2012-oid-mi-llamada-y-preparaos-para-la-efusion-de-mi-espiritu-santo/

Canal de Telegram 馃洝锔廻ttps://t.me/ejercitoremanente

A %d blogueros les gusta esto: