Meditaciones sobre el Espíritu Santo: La Alegría

Día 6: La Alegría

Una serie de 14 meditaciones sobre el Espíritu Santo que nos conducirán hasta la Solemnidad de Pentecostés, acompañadas por cantos de Harpa Dei. “Tengo siempre presente al Señor: con él a mi derecha no vacilaré. Por eso mi corazón se alegra, se regocijan mis entrañas” (Sal. 16:8-9)

Descarga el texto Aquí

Por el milagro de la Iluminación de la Conciencia, Él, mi Hijo, traerá alegría, amor y esperanza para el mundo

22 de diciembre de 2013

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

Hija mía, por favor, que se sepa que mi precioso Hijo se está preparando para Su Gran Intervención de Misericordia. El mundo será renovado como resultado, y muchos se regocijarán en su ser-nuevo de libertad encontrada a la duda sobre la existencia de Dios.

Qué solitarios están aquellos que no conocen a mi Hijo. Cuando mi Hijo estaba sobre el monte, justo antes de Su Ascensión al Cielo, Sus discípulos estaban confundidos y asustados por la separación que tendrían que afrontar sin Él. Muchos de ellos entraron en pánico y pidieron a mi Hijo que no los dejara. Él les consoló con paciencia explicándoles que esta separación sólo sería temporal y que Él les enviaría ayuda. La ayuda a la que Él se refería era el Don del Espíritu Santo. Entonces Él les dijo: ” No temáis, porque con la ayuda de Aquel que voy a enviaros, no estaréis solos. Siempre voy a estar con vosotros en la Forma del Espíritu Santo”.

Pues, aunque Él les dijo a todos ese día que Él vendría de nuevo, ellos no entendieron realmente lo que Él quiso decir. Algunos pensaron que serían semanas antes de que Él se diera a conocer. Pero, recordad, un día en el Tiempo de Dios, puede ser en cualquier momento. Ahora que el Día se está acercando y todas las profecías predichas, en cuanto a las señales de los tiempos del fin, están sucediendo. No tengáis miedo en vuestros corazones, queridos hijos, porque el tiempo de regocijo es casi sobre vosotros. No habrá más lágrimas o tristeza, pues el Gran Día de mi Hijo amanecerá pronto y Él reunirá a todos los Suyos en Sus brazos Sagrados.

Orad por las Grandes Bendiciones de Dios y por la Gran Misericordia, que mi Hijo guarda, en gran abundancia, para cada uno de los hijos de Dios. Esto incluye al bueno, al malo y al indiferente. Por el milagro de la Iluminación de la Conciencia, Él, mi Hijo, traerá alegría, amor y esperanza para el mundo.

Sed agradecidos por esta Gran Misericordia. El Amor de mi Hijo por vosotros nunca morirá, desaparecerá o será retenido, porque Le pertenecéis. Sois de Él. Vosotros sois los hijos de Dios. Vosotros no pertenecéis a Satanás.

Orad, orad, orad para que la Humanidad elija la Mano Misericordiosa de mi Hijo, sobre el engaño y el dominio impío, que el maligno ejerce sobre los débiles.

Vuestra amada Madre

Madre de la Salvación

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a22-dic-2013-madre-de-la-salvacion-por-el-milagro-de-la-iluminacion-de-la-conciencia-el-mi-hijo-traera-alegria-amor-y-esperanza-para-el-mundo/

A %d blogueros les gusta esto: