J. M. Bergoglio ya no será más el mismo

La “pequeña operación” de Francisco, el domingo por la noche en el hospital Gemelli de Roma, duró cinco horas, y los dos días previstos de hospitalización son ahora siete.

Se le sometió a una operación laparoscópica (cirugía mínimamente invasiva) bajo anestesia general, pero el equipo médico se vio obligado a cambiar a una cirugía abierta. Se le extirparon varios centímetros de colon, los que están siendo analizados para detectar cáncer. No se descarta que Francisco tenga ahora una abertura excretora artificial (ileostomía).

El diagnóstico oficial fue “estenosis diverticular” en la parte inferior del colon. “Estenosis” se refiere a un estrechamiento del intestino. “Diverticular” significa una enfermedad relacionada con los sacos que se forman de la pared del intestino grueso.

Si este es el problema, una persona mayor vuelve a estar en forma luego de un mes de convalecencia. Sin embargo, según publica el 7 de julio el sitio web IlSismografo.Blogspot.com, la enfermedad de Francisco es “grave y degenerativa” y podría ser duradera. Francisco “ya no será el mismo” y vivirá “con muchas limitaciones físicas y fisiológicas, así como metabólicas”.

Tendrá que someterse a controles médicos regulares, incluyendo otras hospitalizaciones, y tendrá que cambiar su vida en términos de descanso, nutrición y rehabilitación física.

Los fieles rezarán por su recuperación y por su conversión, para que comprenda el enorme daño que ha hecho a la Iglesia y entre en razón al final de su vida.

El Vaticano ha informado de que no se ha detectado ningún cáncer. Se encontró una estenosis diverticular severa con signos de diverticulitis esclerosante.

Imagen: © Mazur, CC BY-NC-SA#newsAzrdpeusyp

El Falso Profeta parecerá resucitar de entre los muertos

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

25 de julio de 2013

Es importante que mis hijos no pierdan la valentía cuando estén frente al dolor que tendrán que enfrentar, mientras la iglesia de mi Hijo será arrojada a la aridez del desierto.

Yo soy la Mujer en el Libro del Apocalipsis, revestida del sol, que dio a luz al Niño. El Niño es Jesús. El Cuerpo Místico de mi Hijo Jesús, es Su Iglesia en la Tierra. La Iglesia de mi Hijo está siendo robada y pronto Su Cuerpo ya no estará presente en ella. Esta desolación rasgará los corazones de aquellos, que siguen las Enseñanzas de mi Hijo, en dos. Aquellos, que no tendrán ningún lugar a donde regresar, se hallarán arrojados fuera de los edificios que han, hasta ahora, alojado la Sagrada Eucaristía. Pero, así como hayan sido lanzados, con la poca misericordia que les será mostrada, ellos estarán llenos con el Espíritu Santo. Esto significa que serán guiados y que conducirán vehementemente al Ejército Remanente, que está constituido por aquellos que son leales a Dios.

Otros, ciegos a la Verdad, seguirán al Falso Profeta dentro de la confusión. Sus corazones serán engañados, y pronto, cuando el falso profeta sea visto estar a las puertas de la muerte, ellos sollozarán. Pero entonces, justo como si un milagro se hubiera llevado a cabo, el falso profeta parecerá resucitar de entre los muertos. Ellos dirán que él está bendecido con grandes poderes sobrenaturales del Cielo y caerán de bruces ante él en adoración. Será amado y adorado por aquellos que no pueden ver.

Pronto el Anticristo aparecerá y su ascenso a la fama comenzará en Jerusalén. Una vez que él aparezca en público, todo en la Iglesia de mi Hijo cambiará, rápidamente. Las nuevas reglas serán introducidas. Nuevas reliquias, cambios en las vestiduras utilizadas por los sacerdotes y muchas nuevas normas serán obligatorias. Al principio, la gente dirá que todos estos cambios surgen de la necesidad de ser humildes. Y, mientras estas abominaciones entran en las iglesias cristianas, la persecución comenzará. Desafiad estos rituales satánicos y seréis considerados unos herejes.

Muchos cardenales, obispos, sacerdotes, religiosas y personas normales serán excomulgados, si no siguen las nuevas reglas o si no adoran al Falso Profeta. En esta etapa debéis buscar los refugios, que habrán sido creados, para que podáis adorar a mi Hijo, Jesucristo, en paz. Los sacerdotes deben continuar administrando los Sacramentos y proveer a mis hijos con la Santísima Eucaristía.

Vosotros nunca debéis ceder al engaño, que se os pedirá para que toméis parte. Aquellos que lo hagan harán perder sus almas al maligno.

Vuestra amada Madre

Madre de la Salvación

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a25-jul-2013-madre-de-la-salvacion-asi-como-si-un-milagro-se-hubiera-producido-el-falso-profeta-parecera-levantarse-de-entre-los-muertos/

A %d blogueros les gusta esto: