Se trata de luchar por tu libertad de elección o morir como un zombi

Si no se les detiene, arrastrarán corporalmente hacia aguja a los que aún no han sido ungidos. O luchas por tu libertad de elección o mueres como un zombi..

He estado esperando todo el año pasado a que alguien… alguien que conozca se contagie de esta plaga mortal. Por desgracia… nadie, ni un alma. Sin embargo, veo a todos corriendo como ratas en un barco en llamas, gritando “todos vamos a morir”.

Ayer vi un video de zombis haciendo fila para la inyección mortal. Aparentemente, la inyección  segura y efectiva eliminó a uno. Los paramédicos lo pusieron en una camilla… estaba visiblemente temblando. Los zombis que estaban en la cola se quedaron allí, completamente indiferentes a la escena. Ninguno de ellos abandonó la cola. Se quedaron allí, mirando parados, sin expresión, como ganado en una rampa esperando el martillo fatal.

Y otro en Italia:

Una mujer colapsa y es reanimada en el suelo tras vacunarse en un centro de vacunación de ITALIA.

Lo increíble es que el resto de la secta zombi con lavado de cerebro siguen sentados esperando ansiosos su turno de vacunación.

Eso sucede en todas partes. Pregunta para los zombis: ¿Cuántas vacunas anteriores seguras y efectivas requerían una ambulancia y paramédicos?  Bueno… el sentido común ya no parece regir el día.

Aquí estamos con más de 6000 muertes en los Estados Unidos a causa de esta poción mágica de brujas “segura y eficaz”. De nuevo, están mintiendo, en su mayoría. En la UE, superaban los 12.000 en mayo… ahora están en 6-7.000. Y sólo Dios sabe cuántos heridos/fallecidos y vidas arruinadas.

Ahora es la cepa delta. Como todo lo demás con esta psyop, es hockey de caballos. No se puede tener un mutante si no hay un original. Y de nuevo mienten. Nadie ha mostrado el maldito virus.

Supongamos que la enfermedad existe. Todas las variantes de cualquier presunto virus siempre se vuelven menos virulentas. Pero, curiosamente, no este, según los médicos nazis.

Y los nuevos confinamientos. Todo lo que mencionan son casos, casos, casos. A estas alturas, la mayoría de las personas “inteligentes e informadas” entienden que el test PCR no puede determinar la infección.

Como dijo el inventor de la PCR, Kary Mullis: El PCR no busca ningún virus específico, sólo busca secuencias genéticas. La secuencia original del covid y sus variantes han sido generadas por ordenador.

Incluso Si el virus y sus ninjas mutantes fueran reales… ¿a quién le importan los casos si nadie está enfermo ni muere? Por supuesto, están volviendo a etiquetar masivamente otras causas de muerte como covid.

¡En algunos tanatorios si autorizas la etiqueta  covid el estado pagará el funeral!

¿Crees que deben de recurrir a este tipo de acciones por una plaga real?

Sólo la “vaxxina” mata –  “vaxxina” mal escrita porque la vacuna no es una vacuna

Como toda esta aventura pretende reducir la población, supongo que también esteriliza. ¿Cuántas mujeres embarazadas han abortado ya después de recibir la inyección mortal?

ALERTA DE DESPOBLACIÓN: UN NUEVO ESTUDIO IMPACTANTE REVELA QUE LA VACUNA COVID TERMINA 4 DE CADA 5 EMBARAZOS A TRAVÉS DE “ABORTOS ESPONTÁNEOS”

Ahora cualquier persona que muera es marcada como no “vaxxinada” para asustar a la gente afectada por el trastorno límite de personalidad. Entonces, si no se les detiene, arrastrarán corporalmente hacia aguja a los que aún no han sido ungidos.

O luchas por tu libertad de elección o mueres como un zombi..

algora

Traducido por Verdad y Paciencia

El odio es la causa de todo el mal en el mundo

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

26 de agosto del 2012

El odio es la causa de todo el mal en el mundo y éste toma muchas formas.

La hostilidad en contra de otra persona brota del miedo, el miedo de que esa persona pueda herirte de alguna manera.

Los desacuerdos con otra persona, pueden ocurrir por el pecado del orgullo. Esto sucede cuando tú sientes que debes probar tu valor, a toda costa, incluso si estás equivocado.

Los celos se convierten muy pronto en odio, aunque pueden ser leves al comienzo.

El desagrado de uno mismo, comienza porque comparas tu vida con la de otros, de quienes tú sientes que han tenido mejor fortuna que tú.

Muy pronto, este desagrado se desarrolla en odio de uno mismo y del propio cuerpo. Esto entonces conduce hacia los pecados de la carne.

El odio puede también desarrollarse por el pecado de codiciar las posesiones de otros.

Esto puede conducir a la guerra, cuando un país codicia las riquezas de otros.

O puede significar el permitir la codicia para consumir vuestra alma, cuando apetecéis las mismas riquezas mundanas de vuestro prójimo.

La envidia también se convierte en una forma de odio, especialmente cuando, no importa cuán fuerte trates de competir con otros, y fracasas al no  alcanzar lo que te propusiste hacer.

Todos los pecados, si se les permite persistir, pueden conducirte hacia el odio.

Cuando tú sientas odio, debes saber que Satanás ha logrado invadir tu espíritu.

Cuando esto suceda, él te apretará firme,  fuertemente y no te dejará en paz.

No importa cuánto trates de escaparte de su control, él te sostendrá toda la vida. Tu única arma es la oración.

Reza, reza, reza cuando el odio surja en tí; porque no podrás sentir nunca paz, amor o alegría de nuevo, hasta que éste te deje.

Cuando el odio se apodera de tu corazón y de tu alma, llegas a estar un paso más alejado de Mí, vuestro Jesús.

Tú sufres terriblemente y sientes una ira e impotencia, la cual  no puedes controlar.

Nunca creas la mentira final que Satanás plantará en tu alma, cuando él haya arrojado una carga de odio sobre ti.

La mentira es ésta: Que tu odio sólo puede ser disipado cuando busques la venganza final sobre el objetivo de tu odio.

¿Qué hacer cuando el odio te envuelva? El poder del amor puede evaporar el odio, instantáneamente.

Cuando reces y me pidas que te ayude, Mi respuesta será ésta:

Perdona a tus adversarios y a aquéllos que crees son la causa de tu odio.

Pero para perdonar debes humillarte ante Mí y primero pedirme que te perdone.

Una vez que perdones a aquéllos que odias, debes entonces reparar por tu pecado.

Muestra amor a tus adversarios. Combate el odio, una perversa y peligrosa enfermedad del alma, con amor.

El amor es la cura para liberar tu alma de esta infestación.

Cuando puedas hacer esto, tu habrás vencido a Satanás y él te dejará en paz.

Nunca tengas miedo de combatir el odio que hay en tu alma, aunque te parezca  muy difícil.

Si el odio puede ser diluido de esta manera mediante la humildad del pecador, la paz reinará en el mundo.

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a26-sep-2012/

A %d blogueros les gusta esto: