El obispo Fulton Sheen describió las trampas del Anticristo y como evitarlo -Magistral

Siempre me conmueve el Obispo Sheen, qué claridad de pensamiento en medio de las tinieblas que azotan a la humanidad. Es verdaderamente una estrella que brilla en la oscuridad de estos tiempos. Un verdadero Pastor que advierte sobre los lobos que acechan a las almas. Un verdadero Pastor, que conduce por caminos seguros el rebaño que le confió Jesucristo.

Ésa es también la visión del obispo Fulton J. Sheen (1895-1979), quien hizo un inquietante retrato del Anticristo en un sermón radiofónico del 26 de enero de 1947:

Pincha aquí para leer la alocución del obispo Sheen en la versión extendida (por eso no se corresponde exactamente con la escuchada) que fue publicada después.


https://gloria.tv/go/HUPqBDfObMHNjCYh5OfjxT26NQl78yfJwVzOCr62xypSAK1IBnRTcIZOBMyDv6iXG0xpzhDakdyn7iIguEzIR0ZCqqoEOGs0C5tsXFtAGiTQOO7YyxBIKzi


«El Anticristo no se llamará así, de otra forma no tendría seguidores», advertía el obispo Sheen: «No llevará vestiduras rojas, no vomitará azufre, no llevará tridente». En aquel momento Sheen era solo un sacerdote que deslumbraba en la radio y en la naciente televisión con sus predicaciones y ya había escrito varios libros. Destacaba por su anticomunismo, al que consagraría en 1948 su obra El comunismo y la conciencia occidental, pero no sería hasta 1951 que fue nombrado obispo auxiliar de Nueva York, y en 1966 obispo de la diócesis neoyorquina de Rochester.

El gran objetivo del Anticristo, explicaba Sheen, será, como el del demonio, parecerse a Dios: «¿Cómo conseguirá entonces seguidores para su religión?».

Y desgranó estas características:

«-Se disfrazará como el Gran Humanitario: hablará de la paz, de la prosperidad y de la abundancia no como medios para llevarnos a Dios, sino como fines en sí mismos.

»-Escribirá libros sobre la nueva idea de Dios para acomodarlas a como vive la gente.

»-Divulgará la fe en la astrología para que sean las estrellas, y no la voluntad, las responsables de nuestros pecados.

»-Justificará la culpa como sexo reprimido, hará que los hombres se avergüencen de no ser considerados abiertos de mente y progresistas por sus compañeros.

»-Identificará la tolerancia con la indiferencia entre el bien y el mal.

»-Fomentará el divorcio bajo de que es “necesario” que haya una tercera persona.

»-Hará que crezca el amor por el amor y decrezca el amor por las personas.

»-Invocará la religión para destruir la religión.

»-Incluso hablará de Cristo y dirá que es el mayor hombre que jamás haya vivido.

»-Dirá que su misión es liberar a los hombres de las servidumbres de la superstición y el fascismo, a los que nunca definirá.

»-En medio de todo su aparente amor por la humanidad y su fácil verborrea sobre la libertad y la igualdad, guardará un secreto que no dirá a nadie: él no creerá en Dios. Y como su religión será la hermandad sin la paternidad de Dios, embaucará incluso a los elegidos.

»-Fundará una anti-Iglesia, que será una imitación de la Iglesia porque el demonio es el mono de Dios. Será el cuerpo místico del Anticristo, que en todo lo exterior se parecerá a la Iglesia como cuerpo místico de Cristo. En su búsqueda desesperada de Dios, inducirá al hombre moderno, en su soledad y frustración, a comprometerse cada vez más en su comunidad, que dará al hombre una visión más amplia de las cosas sin necesidad alguna de conversión personal y sin admitir la culpa individual. Son días en los que el demonio se le soltará particularmente la cuerda».

Pese a estos preocupantes signos, «los cristianos deben comprender que un momento de crisis no es un momento de desesperación, sino una oportunidad», y que tras la Crucifixión viene la Resurrección.

Para no figurar entre los engañados
Y proponía un plan de vida para estar preparados ante los engaños del Anticristo:

-Colgar un crucifijo en casa «para recordar que tenemos una cruz que llevar».

-Rezar cada noche el rosario en familia.

-Ir diariamente a misa.

-Hacer a diario la Hora Santa ante el Santísimo, «especialmente en parroquias cuyos párrocos son conscientes de las necesidades del mundo y llevan a cabo actos de reparación».

-Rezar a San Miguel Arcángel, recordándole que ya venció una vez el orgullo de Lucifer.

-Rezar a la Santísima Virgen, «porque le ha sido dado el poder de aplastar la cabeza de la serpiente».

-«Conservar el estado de gracia quienes tengan fe, y quienes no la tengan que empiecen a buscarla, porque en los tiempos que vienen solo habrá una forma de que las rodillas dejen de temblar, y será caer sobre ellas y rezar».

Muy pronto vendrá un hombre que declarará que soy Yo

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

8 de febrero del 2012

Mi amadísima hija, no pasará mucho tiempo, ahora, antes de que todas las profecías predichas sean reveladas ante un mundo descreído.

Incluso aquellas almas sucias que rehúyen a Mí, su Divino Salvador y a Mi Padre Eterno, no dejarán de notarlo. Se preguntarán ¿por qué está sucediendo esto? y por primera vez, finalmente se darán cuenta, que ellos no controlan su propio destino.

A pesar de sus creencias erróneas y su derecho a la percepción de beneficio personal, ellos pronto se darán cuenta de la verdad.

Hija Mía, el camino a seguir es orar para que estas almas, no obstante perdidas para Mí, no sigan el encanto del anticristo y del falso profeta.

Muy pronto vendrá un hombre que declarará que soy Yo. Pero por supuesto, esto no puede ser, porque no vendré sino hasta el mismo final.

Sin embargo él mostrará todas las cualidades que engañarán a las pobres almas, haciéndoles creer que soy Yo.

El realizará prodigios, grandes actos de paz, obras humanitarias y actos de afecto público.

El será idolatrado y sus poderes vendrán de Satanás, el rey de la oscuridad.

Tan convincente será él, que cuando muestre las señales asociadas con los grandes Santos, muchos de Mis siervos sagrados caerán humildemente a sus pies.

Mi Palabra, dada a ti, la verdadera profeta del fin de los tiempos, será rechazada y destituída como herejía.

Te doy, hija Mía, abundantes advertencias ahora, para que a muchos de Mis hijos, se les pueda dar la verdad antes de que esto suceda.

No se dejen engañar, por aquellos que se exaltan a sí mismos ante sus ojos, como si fueran santos. Nunca confundan las obras humanitarias como si siempre provinieran de Mí.

El maligno es un mentiroso. El es astuto y presentará, a veces, un amoroso y caritativo exterior.

Estén atentos a esas organizaciones que son lideradas por individuos muy adinerados, que presumen acerca de sus esfuerzos para salvar a la Humanidad. Muchos de ellos trabajan en secreto para acusar Mi Palabra.

Este tipo de engaño será utilizado por el anticristo, para reclutar a bien intencionados pero crédulos seguidores.

Una vez seducidos ustedes estarán atrapados. Entonces van a ser engañados, para que acepten la marca de la bestia, que deberán evitar a toda costa o estarán perdidos para Mí, por siempre.

La tarea de ustedes es simple. Recuerden que hay un solo Dios, tres personas en la Santísima Trinidad, Dios Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Cualquier otra cosa que sea presentada a ustedes de otra manera, no existe.

Vuestro amado Salvador,

Jesucristo

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a08-feb-2012-muy-pronto-vendra-un-hombre-que-declarara-que-soy-yo/

A %d blogueros les gusta esto: