“La vacuna contra la viruela desencaden贸 el virus del SIDA”. – 11 de mayo de 1987, The London Times

El London Times, uno de los peri贸dicos m谩s respetados del mundo, public贸 un explosivo art铆culo titulado “La vacuna contra la viruela patrocinada por la OMS desencaden贸 el virus del SIDA”.

Art铆culo del Dr. Alan Cantwell, M.D., reproducido aqu铆:

El 11 de mayo de 1987, el London Times, uno de los peri贸dicos m谩s respetados del mundo, public贸 un explosivo art铆culo titulado “La vacuna contra la viruela desencaden贸 el virus del SIDA”.


El art铆culo suger铆a que el programa de vacunaci贸n para la erradicaci贸n de la viruela patrocinado por la OMS (Organizaci贸n Mundial de la Salud) era el responsable de desencadenar el SIDA en 脕frica. La OMS (Organizaci贸n Mundial de la Salud) inocul贸 a casi 100 millones de africanos que viven en 脕frica central. La vacuna fue considerada responsable de despertar una infecci贸n “latente” del virus del SIDA en el continente.

Un asesor de la OMS admiti贸: “Ahora creo que la teor铆a de la vacuna contra la viruela es la explicaci贸n de la explosi贸n del SIDA”.

El doctor Robert Gallo, codescubridor del VIH, declar贸 a The Times: “La relaci贸n entre el programa de la OMS y la epidemia es una hip贸tesis interesante e importante.

No puedo decir que haya sucedido realmente, pero llevo algunos a帽os diciendo que el uso de vacunas vivas como las utilizadas para la viruela puede activar una infecci贸n latente como el VIH.”聽A pesar de la considerable importancia de esta historia, los medios de comunicaci贸n estadounidenses guardaron absoluto silencio sobre este informe, y Gallo nunca volvi贸 a hablar de ello.

En septiembre de 1987, durante una conferencia patrocinada por la National Health Federation en Monrovia (California), el doctor William Campbell Douglass聽acus贸 sin tapujos a la OMS de matar a 脕frica con el virus del sida.

En una reimpresi贸n ampliamente difundida de su discurso titulado聽“La O.M.S. asesin贸 a 脕frica”, acus贸 a la organizaci贸n de animar a vir贸logos y bi贸logos moleculares a trabajar con virus animales mortales en un intento de crear un virus h铆brido inmunosupresor que fuera letal para los humanos.

En el Bolet铆n de la Organizaci贸n Mundial de la Salud (volumen 47, p.259, 1972), cita un pasaje que dice: “Habr铆a que intentar ver si los virus pueden, de hecho, ejercer efectos selectivos sobre la funci贸n inmunitaria. Hay que investigar la posibilidad de que la respuesta inmunitaria al propio virus se vea alterada si el virus infeccioso da帽a, de forma m谩s o menos selectiva, la c茅lula que responde al virus”.

Seg煤n el Sr. Douglass, “es el SIDA. Lo que la OMS est谩 diciendo, sin ambages, es:聽“Cocinemos un virus que destruya selectivamente el sistema de c茅lulas T humano, una inmunodeficiencia adquirida”. El art铆culo completo puede leerse en google.com (“WHO Murdered Africa”).

En su libro de 1989, AIDS: The End of Civilization, Douglass afirma que la OMS ha alterado las vacunas africanas.聽Acusa a “los vir贸logos del mundo, los brujos que nos han tra铆do esta espantosa plaga, que han formado un frente com煤n para negar que el virus se haya fabricado en un laboratorio a partir de virus animales conocidos y mortales”. Los cient铆ficos creen que en 脕frica, un mono con SIDA mordi贸 el trasero de un nativo. El nativo fue entonces a la ciudad y se lo dio a una prostituta que se lo dio a un banquero local que se lo dio a su mujer y a sus tres novias, y zas: 75 millones de personas se infectaron de SIDA en 脕frica.聽Una historia totalmente absurda.

nutritruth

Verdad y Paciencia

Revelo los secretos contenidos dentro del Libro del Apocalipsis y no ser谩n agradables

Mensaje del Libro de la Verdad 馃徆

23 de julio de 2013

Mi amad铆sima hija, las pruebas que tendr谩s que enfrentar son porque Yo revelo los secretos contenidos dentro del Libro del Apocalipsis y no ser谩n agradables. La Verdad puede ser tan preocupante y perturbadora para muchos. La Verdad causar谩 l谩grimas de consternaci贸n, l谩grimas de tristeza y gran aflicci贸n.

Las mentiras, por otra parte, pueden tranquilizaros con un sentimiento de falsa seguridad. Incluso cuando las mentiras, presentadas a vosotros, vienen vestidas en lenguaje amoroso y gestos nobles, no se sienten bien en vuestro coraz贸n, ellas son m谩s f谩ciles para el hombre de aceptar que la Verdad.

Cuando a alguien se le dice que han sido infectados con una enfermedad terminal, ellos tienen dos opciones. Pueden aceptar la Verdad, preparar sus almas, dedicar tiempo en cercana proximidad con sus familias, buscar Mi Perd贸n y luego, esperar por el d铆a. Cuando lo hacen as铆, aunque puede ser atemorizante, ellos, porque han aceptado la Verdad, encontrar谩n verdadera paz en sus almas. Estas almas no 聽tendr谩n nada que temer de M铆. Si, por otro lado, ellos rechazan la Verdad, y creen en pociones m谩gicas y en dioses falsos, que ellos piensan que pueden ser utilizados para curarlos milagrosamente, estar谩n muy decepcionados. Estas almas, enceguecidas por los as铆 llamados pensamientos positivos, creen que si ellos se desean estar mejor, todo estar谩 bien. Lo que fallan en entender es que a M铆 deben llamar, a Jes煤s, si ellos desean ser sanados. Yo responder茅 las oraciones, pero solo si la petici贸n es para el bien de sus almas. Estas almas, que reh煤san aceptar la Verdad de su enfermedad y que no regresan a M铆, estar谩n perdidas. Habr谩n desperdiciado el tiempo concedido a ellos en la Tierra, para asegurar que su casa est茅 en orden.

Lo mismo se aplica a Mi Palabra, la Verdad, dada a vosotros, ahora. Yo le di al mundo la Verdad, durante Mi Tiempo en la Tierra y fui rechazado. Muchos me siguieron, pero la Verdad, dada a ellos en ese momento, ahora ser谩 desafiada por los enemigos de Dios y ellos caer谩n v铆ctimas del enga帽o. Pronto rechazar谩n la Verdad y no ser谩n capaces de aceptar Mi Aviso, dado al mundo en este momento.

Recurro a vosotros, no para revelaros nuevas Ense帽anzas, porque esto no es necesario. A vosotros se os dio la Verdad, pero ahora, intervengo para recordaros la Verdad.聽Yo tambi茅n vengo para advertiros de las malignas atrocidades, que ser谩n infligidas sobre vosotros debido a vuestro amor por M铆.

No volv谩is vuestras espaldas a M铆, Jesucristo, ya que os estoy alcanzando solo para protegeros en este momento. No os quiero distanciar, pero me mantendr茅 record谩ndoos la Verdad, una y otra vez.聽Cuando encontr茅is que vuestra alma se agita, como resultado de las nuevas reglas que ser谩n presentadas por aquellos que dicen que son M铆os, entonces deb茅is llamarme a trav茅s de esta Cruzada de Oraci贸n.

Cruzada de Oraci贸n (116) S谩lvame de la maldad de las mentiras:

Querido Jes煤s, ay煤dame

Me estoy ahogando en l谩grimas de dolor.

Mi coraz贸n est谩 confundido.

No s茅 en qui茅n puedo confiar.

Por favor ll茅name con Tu Santo Esp铆ritu, para que pueda elegir el sendero correcto a Tu Reino.

Ay煤dame, querido Jes煤s, a siempre permanecer fiel a Tu Palabra, dada al mundo por Pedro y a nunca desviarme de lo que Tu nos ense帽aste, y a no negar Tu muerte en la Cruz.

Jes煤s, Tu eres el Camino.

Mu茅strame el Camino.

Abr谩zame y ll茅vame por Tu camino de Gran Misericordia. Am茅n.

Vuestro Jes煤s

Leer m谩s:聽https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a23-jul-2013-revelo-los-secretos-contenidos-dentro-del-libro-del-apocalipsis-y-no-seran-agradables/

A %d blogueros les gusta esto: