¿Jueves de la Ascensión?

“Hay tres jueves en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión”

Ignorando la ‘Gran Comisión’

por el padre Paul John Kalchik  

El jueves de la Ascensión se mantuvo como un día sagrado de obligación y se observó estrictamente en las diócesis el jueves, el día 40 de Pascua. Pero por alguna razón, su celebración en casi todas las diócesis se ha trasladado al domingo siguiente, lo que aparentemente hace que la solemnidad tenga poca o ninguna importancia.

Imagen
La Ascensión de Nuestro Señor

La Ascensión de Nuestro Señor a menudo se malinterpreta en gran medida. Cuando se les pregunte sobre su significado, los católicos comenzarán a hacer preguntas: «Estás preguntando cuándo Jesús desapareció en las nubes, ¿verdad?» o «¿Eso es después o antes de que Jesús comisionara a los discípulos?» o «¿Jesús flotó hacia el cielo como un globo?»

Lamentablemente, la transferencia de esta solemnidad de jueves a domingo en la mayoría de las diócesis con poca o ninguna explicación solo ha aumentado la confusión en torno a este día sagrado. Muchos piensan que lo que sucedió durante la Ascensión de Nuestro Señor no fue demasiado importante porque «no cambian la fecha en que se celebran otras fiestas importantes como la Navidad».

Pero lo que sucedió en la Ascensión de Nuestro Señor es importante y de gran significado teológico.

San Marcos relata la comisión que Jesús dio a sus discípulos: «Él les dijo: ‘Id por todo el mundo y proclamad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, se salvará; el que no creyere, será condenado'».

Por esta «Gran Comisión«, Nuestro Señor ordena claramente a Sus discípulos que traigan convertidos a Su Iglesia. Por esta comisión de Sus discípulos en el Monte de los Olivos, Jesús no les deja margen de maniobra en absoluto.

Todas las naciones deben recibir las buenas noticias de que, en Cristo, Dios ha redimido a todas las personas, y todos deben ser bautizados. Cualquier discípulo que ignora este mandato de Nuestro Señor no es un gran discípulo. Es lamentable que tan pocos católicos sean conscientes de la Gran Comisión o de la importancia del bautismo en la redención del hombre.

Imagen
El sacramento del bautismo

Pero esta falta de comprensión está cambiando, gracias a Church Militant y otros buenos sitios de medios católicos que difunden enseñanzas auténticas de la Iglesia. Jesús quiere que todos sean bautizados, y todos estamos comprometidos a evangelizar a aquellos que encontramos en nuestras actividades diarias. Si caminamos lentamente este mandamiento o lo ignoramos por completo, nos veremos obligados a dar cuenta de nuestra negligencia en nuestro juicio.

Muchos clérigos y obispos parecen estar ignorando este mandamiento de Nuestro Señor. En lugar de evangelizar y bautizar, cierran y demuelen miles de nuestras Iglesias católicas en todo el mundo. Y a pesar de que este horror se manifiesta a la vista de todos, permanecen indiferentes y apáticos.

Uno pensaría que estos obispos, después de cerrar incluso una parroquia en su propia diócesis, comenzarían a conectar los puntos: que la falta de evangelización y bautismos es evidencia de negligencia por la Gran Comisión de Cristo. ¡Deberían ver que para rectificar el problema, necesitan volver al trabajo y hacer su trabajo de edificar la Iglesia!

Nuestro Señor no comisionó a los Apóstoles en el Monte de los Olivos a  «dialogar» con todas las naciones o a dar a conocer los males del calentamiento global. Nuestra labor como discípulos, según el cargo que ocupemos, clérigos o laicos, es llevar a cabo la obra de salvación de Cristo. ¡Puede estar seguro de que seremos juzgados por lo bien que cumplamos o descuidemos esta tarea!

Imagen
La Segunda Venida de Cristo

La segunda cosa importante que celebramos en la solemnidad de la Ascensión de Nuestro Señor es cómo Jesús mostró con Su ascensión al Cielo que Él era verdaderamente divino. Jesús es Señor, y no hay otro.

En la plenitud de los tiempos, como Él prometió, Él regresará sobre las nubes y traerá los nuevos cielos y la nueva tierra. Y así como Jesús cumplió Su promesa de levantarse de la tumba al tercer día, también podemos estar seguros de que en la plenitud de los tiempos, Cristo cumplirá Su promesa de regresar.

Conocedores de todas estas cosas, debemos ser conscientes de guardar los mandamientos que Cristo nos dio, incluida la Gran Comisión. No tenemos otras tareas más importantes. La gran noticia es que si nosotros, como laicos y clérigos, nos ponemos manos a la obra evangelizando y llamando a la gente a los sacramentos de la Iglesia, las almas se salvarán.

Church Militant

Vuestra generación presenciará Mi Glorioso Regreso

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

18 de marzo de 2012

Mis hijos deben saber que la razón por la que el mundo está espiritualmente vacío, es porque ellos ya no conocen más la diferencia entre el bien y el mal.

Si no fuera por Mi Luz, que llena cada alma incluyendo la de los pecadores, el mundo cesaría de existir.

Es Mi Luz la que mantiene al mundo con vida.

Muchos de Mis seguidores, que se consagran ellos mismos para sufrir en unión Conmigo, también ayudan a mantener ésta Luz viva.

Justo antes de que Yo regrese Mi Luz desaparecerá en el mundo, por un período de tres días.

Ésto sucederá en el preciso final y no debe ser confundido con el Aviso.

Será durante estos tres días que habrá llanto y rechinar de dientes y las personas se pelearán por ver Mi Luz a pesar de haberme rechazado.

Éste será el momento para la verdad.

Mis seguidores no debéis temer a estos tres días porque, mientras vosotros podéis no daros cuenta de Mi presencia, Yo estaré con vosotros.

Luego pasados los tres días, Yo volveré a la Tierra exactamente de la misma manera en la cual Yo ascendí al Cielo.

Vendré en las nubes, rodeado de todos los ángeles y santos del Cielo, con Gran Gloria.

Qué bello y alegre será ese día cuando Yo venga a reinar sobre la Tierra de acuerdo a la Voluntad de Mi Padre.

Ningún hombre dudará de que ése sea Yo.

Ni tendrán ninguna duda acerca de su futuro.

Éste será el Día en que Yo venga a Juzgar.

Dividiré a Mi gente entre aquellos que me aman y aquellos que me odian.

Aquellos que Me rechazaron y rindieron homenaje a todas las cosas malignas, serán desterrados a las llamas eternas del infierno.

El resto vendrá y vivirá Conmigo en el Paraíso, junto con los justos resucitados.

Ésta es la meta que toda alma debe buscar, cuando Yo venga otra vez como Os lo prometí.

A los Cristianos Os digo ésto:

Sabed que éste Gran y Glorioso Acontecimiento se llevará a cabo pronto.

Vuestra generación presenciará Mi Glorioso Regreso.

Nunca revelaré el día porque sólo Mi Padre conoce ésto pero, Os puedo asegurar, que el tiempo para Mi Segunda Venida está cerca.

A Mis siervos consagrados  os digo que es vuestro deber preparar a Mi gente, aquellas almas de quienes sois responsables, para que así ellas sean incluidas en el Libro de la vida.

Os ruego que trabajéis duro a través del poder de las comunicaciones y la Oración, para preparar al mundo para Mi Segunda Venida.

Vuestro Amoroso Salvador,

Jesucristo,

Redentor de toda la humanidad

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a018-mar-2012-vendre-en-las-nubes-rodeado-de-todos-los-angeles-y-los-santos-del-cielo/

A %d blogueros les gusta esto: