Padre Weinandy: El ‘Papa’ insulta a los fieles

«No estoy desanimado. Mi fe en Jesús es más fuerte que nunca y cada vez veo más que este espantoso papado está iluminando tanto a los villanos como a los héroes.»

por P. Weinandy

Cuando considero realmente lo espantoso que ha sido el ‘Pontificado’ de Jorge Bergoglio, me asombra literalmente que se le haya permitido seguir en su puesto.


No hay más excusas. Es un bribón que favorece deliberadamente a ladrones, abusadores, narcisistas y charlatanes. Ha consagrado ídolos paganos en el Vaticano y ha promovido una agenda globalista y anticatólica que va en contra del Evangelio.

La Iglesia Católica es una red de docenas de iglesias, todas ellas unificadas por su asociación con el Papa, que actúa como punto físico de unidad para la Iglesia. La definición de trabajo más simple de un católico es un cristiano que está en comunión con el obispo de Roma, como he publicado en esta página introductoria de mi blog.

¿Ha servido el ‘Papa Francisco’ como punto de unidad o de división?

Todo su ‘Pontificado’ es una diatriba de condenas. No de los males del mundo que amenazan el establecimiento del Reino Celestial, no, Francisco critica a los fieles: la propia fe y los que la tienen en alta estima – a menudo, regularmente, y con verdadero sentimiento. Realmente no le gustan los católicos que creen en la fe católica, y nos lo hace saber todo el tiempo.

Odia a los sacerdotes que llevan encajes o puntillas.

Carente de todo sentido de la autoconciencia, critica a quienes «se llaman a sí mismos guardianes de las tradiciones, pero de las tradiciones muertas».

No le gusta la forma de vestir de los sacerdotes jóvenes,

Insulta la tradición litúrgica,

Insulta a la juventud católica,

Critica a los católicos tradicionalistas que «salvaguardan las cenizas» del pasado,

Escribió una carta acusando a los periodistas que especulan que apoya discretamente a Putin, de tener una obsesión sexual por las heces, me pregunto si esto no es lo más extraño y repugnante que ha dicho un Papa.

La lista literalmente sigue y sigue y sigue…

Pero no estoy desanimado. Mi fe en Jesús es más fuerte que nunca y cada vez veo más que este espantoso papado está iluminando tanto a los villanos como a los héroes.

Francisco ha promovido SIN VERGÜENZA a los protegidos del desacreditado ex-cardenal Theodore McCarrick hasta el punto de indicarnos quiénes son malvados y cómplices y no se preocupan por la fe.

Para ello, llamo su atención sobre este magnífico análisis de Francisco realizado por el Padre Thomas Weinandy.

Weinandy es un sacerdote católico romano estadounidense y un destacado erudito. Es un escritor prolífico tanto en obras académicas como populares, incluyendo artículos, libros y cursos de estudio. Es claramente un teólogo apasionado y una luz intelectual en la Iglesia.

Francisco le disgustó casi inmediatamente -por supuesto, cualquier persona con un fragmento de auténtica creencia católica se sintió molesta por Fco. tan pronto como salió a la logia- y en 2018 tuvo que hablar.


En este nuevo artículo, Weinandy habla de la absoluta parodia de los recientes nombramientos del Papa en el colegio de cardenales. 

Su premisa es que el Papa Francisco ha despreciado al arzobispo José Gómez de Los Ángeles, que es, después de todo, el pastor de la diócesis más grande de los Estados Unidos. El padre Weinandy señala que el arzobispo Gómez es un hombre de auténtica fe católica, que defiende la enseñanza conciliar y magisterial de la Iglesia en materia de fe y moral. Añade que Gómez es apreciado por la jerarquía estadounidense, ya que actualmente es presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos.

Dadas estas y otras credenciales, parece que cumple los criterios necesarios para ser cardenal. El hecho de que el Papa Francisco lo haya rechazado en varias ocasiones sólo puede interpretarse como que el Papa Francisco está insultando directamente al arzobispo Gómez.

Weinandy continúa:

«Incluso si el Papa Francisco tiene sus propias razones defendibles para no elevar a Gómez al Colegio Cardenalicio, sin embargo hay muchos otros obispos y arzobispos americanos capaces entre los que Francisco podría haber elegido. Estos prelados son, de nuevo, hombres de auténtica fe católica que se han pronunciado con valentía en la promoción y defensa de la enseñanza de la Iglesia, enseñanza que es vital para el actual entorno cultural estadounidense: evangelización, racismo, inmigración, aborto, teoría de género, etc. Surge la pregunta: ¿Por qué ninguno de estos hombres fue elegido por Francisco? ¿Es el hecho de pasar por alto a estos hombres también un insulto no tan oculto?»

Es difícil considerar un escenario en el que esto NO sea un insulto directo al catolicismo y a quienes lo sostienen. Cuando se piensa en ello, es una vergüenza, y un insulto a todos aquellos que valiente y fielmente buscan seguir a Jesús.

Weinandy hace hincapié en este punto concreto:

«Con respecto al arzobispo Gómez y a otros obispos y arzobispos de talla similar, parecería, como algunos pueden concluir, que es precisamente su lealtad a la enseñanza perenne de la Iglesia, especialmente con respecto a su enseñanza moral, lo que los descalifica de la consideración de Francisco.»

Qué situación tan extraordinaria, en la que es precisamente la virtud de la lealtad a la enseñanza perenne de la Iglesia, en lo que se refiere a su enseñanza moral, lo que descalifica a los obispos de la consideración de Francisco. ¡¡¡Totalmente impensable!!!

El P. Weinandy continúa analizando ahora la preferencia del Papa Francisco por McElroy sobre Gómez:

«El Papa Francisco tiene razón en que los obispos, así como toda la Iglesia, deben discernir claramente la obra contemporánea del Espíritu Santo. El problema es que Francisco nunca articula con claridad hacia dónde conduce el Espíritu a la Iglesia: ese conocimiento sigue siendo una incógnita ambigua. Sin embargo, uno podría discernir la mente de Francisco y, por lo tanto, hacia dónde cree que el Espíritu está guiando, en lo que hace – como el nombramiento del obispo McElroy, y otros de mente similar, al Colegio de Cardenales.

Es de conocimiento general que:

McElroy no ve el aborto como el flagelo maligno preeminente de nuestra época – un flagelo que fomenta otras formas de violencia dentro de nuestra sociedad estadounidense, incluyendo los tiroteos masivos diarios

– Además, McElroy está a favor de la ordenación de mujeres diáconos, aunque la ordenación de mujeres al diaconado sugiere inevitablemente un camino para que sean ordenadas al sacerdocio y al episcopado. Pero entonces, tal vez se da cuenta de las consecuencias, y por eso desea que las mujeres avancen hacia el presbiterado.

– Luego, está su actitud ambigua hacia la moralidad de los actos homosexuales, una ambigüedad que comparte con otros obispos, sacerdotes y organizaciones de laicos afines que parecen tener la aprobación de Francisco.

– Por último, está la temprana relación de McElroy con Theodore McCarrick, un hombre que no es conocido por su firme apoyo a las enseñanzas de la Iglesia.»

Weinandy se pregunta si este registro habla de hacia dónde considera el Papa Francisco que el Espíritu Santo está guiando a la Iglesia, ya que él mismo es tan oscuro a la hora de articular claramente la dirección. Si es así (como de hecho parece serlo) entonces el P. Weinandy cree que Francisco no sólo ha insultado al Arzobispo Gómez y a la jerarquía americana, sino también, sin pretenderlo, al fiel laicado católico americano.

El P. Weinandy especula sobre la razón por la que el Papa Francisco parece sentir tal aversión por la Iglesia católica estadounidense. Cuando considero esa pregunta, mi primera reacción es la crisis de los abusos. Pero el Papa Francisco rehabilitó a McCarrick a pesar de que conocía los abusos del ex cardenal. A pesar de este conocimiento, Francisco levantó las sanciones que el Papa Benedicto había impuesto en secreto a McCormick. Esto es fácil de confirmar, basta con ver este artículo del Fishwrap de 2014:

McCarrick es uno de los altos cargos eclesiásticos que fueron más o menos expulsados durante los ocho años de pontificado del Papa Benedicto XVI. Pero ahora Francisco es el Papa, y prelados como el cardenal Walter Kasper (otro viejo amigo de McCarrick) y el propio McCarrick están de vuelta en la escena y más ocupados que nunca.

McCarrick viaja regularmente a Oriente Medio y estuvo en Tierra Santa para la visita de Francisco en mayo. «¡Los malos, nunca mueren!», volvió a burlarse el Papa de McCarrick cuando lo vio.

Francisco también rehabilitó al cardenal caído en desgracia Roger Mahony, a pesar de que el sucesor de Mahony le ha prohibido ejercer el ministerio público en la archidiócesis de Los Ángeles debido a su lamentable manejo de los casos de abuso.

Podría seguir, pero el punto es que esto seguramente demuestra sin duda que Francisco sólo tiene un problema con los prelados estadounidenses fieles, ¡realmente le gustan los corruptos!

trad por religionlavozlibre de Mark Lambert

El plan diabólico para destruir a la Iglesia Católica desde dentro ya está teniendo lugar

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

3 de mayo de 2013

El plan diabólico para destruir a la Iglesia Católica desde dentro ya está teniendo lugar. Todo lo sagrado a Dios será arrojado a un lado, y aquellas cabezas de la recién renovada iglesia moderna, pronto a ser presentada para que todos la vean, serán liberales en sus puntos de vista, pero serán enemigos de la Verdad.

Los aparentemente puntos de vista auténticos que presentarán, serán vistos como una nueva forma de catolicismo. Muchos cristianos dirán, ¿qué tiene esto que ver conmigo? Cuando Mi Iglesia, fundada por Mi apóstol Pedro, sea desmantelada de esta manera, afectará a todos aquellos que me siguen. Cuando Mi Palabra y Mis Enseñanzas sean despedazadas y luego hechas aceptables a las necesidades egoístas del hombre, aunque sean mentiras, ellas, con el tiempo, serán consideradas ser la Verdad.

Las mentiras, presentadas al mundo debido a la infestación diabólica, serán tratadas por todas las iglesias cristianas como siendo aceptables a sus ojos. Ni una iglesia cristiana escapará a este ataque – un ataque que ha sido deliberado y cuidadosamente planeado por más de un siglo.

No os equivoquéis, cuando Mi Palabra sea alterada, la Verdad será despedazada. Las mentiras infestan el alma. Cuando esto sucede, la gente seguirá inconscientemente un sendero el que terminará en desesperación. Insto a todos los que me escucháis ahora a manteneros enfocados en la Verdad en todo momento. No debéis aceptar ningún cambio que se os pedirá que aceptéis como parte de una nueva iglesia, la cual no viene de Mí.

Vuestro Jesús

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a03-may-2013-los-aparentemente-puntos-de-vista-autenticos-que-presentaran-seran-vistos-como-una-nueva-forma-de-catolicismo/

A %d blogueros les gusta esto: