Respuesta al artículo de Adelante la Fe: “Del tradicionalismo friki: líbranos Señor” del P. Ildefonso De Asís

Interesante artículo donde responderemos desde el título hasta el final. Su autor se designa a sí mismo como “sacerdote tradicional sin complejos y con olor a pastor” y nos critica despiadamente.

por Ejército Remanente


“Estén siempre dispuestos a defenderse delante de cualquiera que les pida razón de la esperanza que ustedes tienen. Pero háganlo con suavidad y respeto, y con tranquilidad de conciencia. Así se avergonzarán de sus calumnias todos aquellos que los difaman, porque ustedes se comportan como servidores de Cristo”. 1 Pedro 3, 15-16

Interesante artículo donde responderemos desde el título hasta el final. Su autor se designa a sí mismo como “sacerdote tradicional sin complejos y con olor a pastor”

Comencemos por estas cuestiones ¿A que se refieren los términos tradicionalismo y progresismo? ¿Qué es un tradi-friki? ¿Y un sacerdote con olor a pastor?

Hechos 19, 32:” Gritaban, pues, unos una cosa, y otros, otra; porque la asamblea estaba confusa, y en su mayoría no sabían por qué se habían reunido”.

Es lo que vemos gritos y division en la Iglesia en categorías políticas o con términos confusos que enmascaran la realidad de infidelidad a Cristo y/o a su Doctrina sean del bando que sean, pues la crisis final de la Fe causada por Francisco Bergoglio los ha desnudado a todos.
Encubren con la palabra “progresista” la verdad de Obispos, sacerdotes y seglares bautizados que pecan contra la Fe en sus distintos grados: “La incredulidad es el menosprecio de la verdad revelada o el rechazo voluntario de prestarle asentimiento. Se llama herejía la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz sobre la misma; apostasía es el rechazo total de la fe cristiana”. CIC 2089

“¿Ignoran que los injustos no heredarán el Reino de Dios? No se hagan ilusiones: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los pervertidos, ni los ladrones, ni los avaros, ni los bebedores, ni los difamadores, ni los usurpadores heredarán el Reino de Dios”. 1 Corintios 6, 9-10

La Palabra de Dios y el Magisterio son claros, no existen los “progresistas” pues la Iglesia no es una institución política. Los llamados así son en verdad o incrédulos, o herejes o apóstatas y les caben las sentencias de San Pablo en la 1ra Carta a los Corintios.

Ahora hablaremos sobre los “tradicionalistas” en general. Serían los fieles a la Tradición.

¿Qué es la Tradición? «La Tradición recibe la palabra de Dios, encomendada por Cristo y el Espíritu Santo a los Apóstoles, y la transmite íntegra a los sucesores; para que ellos, iluminados por el Espíritu de la verdad, la conserven, la expongan y la difundan fielmente en su predicación«. CIC 81

Todo bien con la definición, pero esta predicación debe ser según 2 Timoteo 4, 2-4 “proclama la Palabra de Dios, insiste con ocasión o sin ella, arguye, reprende, exhorta, con paciencia incansable y con afán de enseñar. Porque llegará el tiempo en que los hombres no soportarán más la sana doctrina; por el contrario, llevados por sus inclinaciones, se procurarán una multitud de maestros que les halaguen los oídos, y se apartarán de la verdad para escuchar cosas fantasiosas”.

¿Lo habéis hecho? ¿Habéis defendido al rebaño de Cristo que se os ha confíado de los lobos devoradores de la Fe, demoledores infiltrados en la Iglesia, carniceros de las ovejas? ¿O estáis preocupados por vuestro salario? ¿De que os servirá vuestro conocimiento de la fe si callaís frente a los herejes y apóstatas disfrazados de púrpura y escarlata que fornican con los reyes de la tierra (Apocalipsis 17)?

Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres” Hechos 5,29. Vosotros estáis en falsa obediencia y encubriendo la apostasía de Francisco Bergoglio, el que renunció a ser Vicario de Cristo porque no lo es, pues su verdad es la de ser el Servidor de la Agenda 2030 del Anticristo.

A vosotros os caben estas palabras: ¡Bestias del campo, fieras de la selva, vengan todas a devorar! Sus guardianes son todos ciegos, ninguno de ellos sabe nada. Todos ellos son perros mudos, incapaces de ladrar. Desvarían acostados, les gusta dormitar”. Isaías 56, 9-10
«Conozco tus obras: aparentemente vives, pero en realidad estás muerto. Permanece alerta y reanima lo que todavía puedes rescatar de la muerte, porque veo que tu conducta no es perfecta delante de mi Dios. Recuerda cómo has recibido y escuchado la Palabra: consérvala fielmente y arrepiéntete”. Apocalipsis 3, 1-3

UNA SOLA FE. Una sola es la Fe de la Iglesia, no existen para Dios ni progresistas ni tradicionalistas, solo eres Fiel o infiel a la Fe recibida, en palabras y en obras.

¿Y olor a pastor del que se alaba el autor del artículo? …parece inspirado en este pedido “sed pastores con «olor a oveja», que eso se note…” Francisco Bergoglio 28 marzo 2013.

Que más se puede decir a estas alturas de quienes gustan quedar a tono complaciente con los olores de Bergoglio…


¿Qué es un tradi-friki como nos califica el autor del artículo?

Un friki es un ridículo patético, extraño o excéntrico, son personas que participan en los espectáculos de fenómenos (o freak shows) de los circos o ferias, populares sobre todo entre los siglos XIX y XX, como el enano, la mujer barbuda, los tragasables, el hombre elefante.

El P. Ildefonso de Asís, aquel con olor a pastor, no ha escatimado insultos y descalificaciones a las ovejas. Nos recuerdan los insultos que no cesa de escupir de su boca Francisco Bergoglio contra los católicos. Se presenta como sacerdote “tradicional” pero no cesa de lanzar látigos injuriosos contra los llamados tradicionales…vaya contradicción.

Pues nosotros felices, pues la Palabra nos dice “Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí”. Mateo 5,11

El autor del articulo se explaya en 5 puntos a los que daremos respuesta.

Se lanza contra las revelaciones privadas, y nombra una en particular: “El más estrafalario de todos los mensajes lo tenemos en el llamado “libro de la verdad”, escrito por una falsa vidente inglesa para obtener fondos de los ingenuos que la siguen. Y otros muchos. Olvidan estos “tradi-frikis” que la revelación divina se cerró con san Juan”

Respuesta: ¿A quién le corresponde discernir la autenticidad de una revelación privada? Corresponde al Sucesor de Pedro, el Obispo de Roma, y a los Obispos en comunión con él discernir la autenticidad de un hecho extraordinario. Tenemos aquí un articulo periodístico en donde un sacerdote públicamente hace juicio y este condenatorio, temerario y calumnioso contra los mensajes, contra la vidente y contra las personas que difunden dichos mensajes.
Juicio que no les corresponde hacer, según las normas a seguir en el discernimiento de las revelaciones privadas. Tal vez les será útil conocer y seguir estas normas, determinadas desde la Congregacion de la Doctrina de la Fe, por el Prefecto William Card. Levada, el 14 de diciembre de 2011
https://es.catholic.net/op/articulos/12649/cat/129/normas-para-proceder-en-el-discernimiento-de-presuntas-apariciones-y-revelaciones.html#modal


En cuanto a la calumnia proferida por el P. Ildefonso de Asís sobre la intención de “obtener fondos”, le hacemos saber que los mensajes son públicos, los PDF se pueden descargar libremente y desde Ejército Remanente todo lo damos gratis y sin publicidad, pues Jesús nos manda “Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente” Mateo 10,8

Nuestra respuesta será también recordarle la Palabra y el Magisterio al respecto de las revelaciones privadas.
CIC 66 Sin embargo, aunque la Revelación esté acabada, no está completamente explicitada; corresponderá a la fe cristiana comprender gradualmente todo su contenido en el transcurso de los siglos.
CIC 67 Guiado por el Magisterio de la Iglesia, el sentir de los fieles (sensus fidelium) sabe discernir y acoger lo que en estas revelaciones constituye una llamada auténtica de Cristo o de sus santos a la Iglesia

Citamos por su riqueza para comprender los puntos del Catecismo CIC 66 y 67, este documento sobre las revelaciones privadas escrito por el cardenal Joseph Card. Ratzinger Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe
https://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_20000626_message-fatima_sp.html

Estos dos aspectos (CIC 66 y 67) el vínculo con el carácter único del acontecimiento y el progreso en su comprensión, están muy bien ilustrados en los discursos de despedida del Señor, cuando antes de partir les dice a los discípulos: «Mucho tengo todavía que deciros, pero ahora no podéis con ello. Cuando venga Él, el Espíritu de la Verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta… Él me dará gloria, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará a vosotros» (Jn 16, 12-14).

Sobre las revelaciones privadas: ¿cómo se pueden clasificar de modo correcto a partir de la Sagrada Escritura? ¿Cuál es su categoría teológica? La carta más antigua de San Pablo que nos ha sido conservada, tal vez el escrito más antiguo del Nuevo Testamento, la Primera Carta a los Tesalonicenses, me parece que ofrece una indicación. El Apóstol dice en ella:

«No apaguéis el Espíritu, no despreciéis las profecías; examinad cada cosa y quedaos con lo que es bueno» (1 Tes 5, 19-21). En todas las épocas se le ha dado a la Iglesia el carisma de la profecía, que debe ser examinado, pero que tampoco puede ser despreciado.
Apariciones y signos sobrenaturales salpican la historia, entran en el vivo de los acontecimientos humanos y acompañan el camino del mundo, sorprendiendo a creyentes y no creyentes.

En este sentido, se puede relacionar el carisma de la profecía con la categoría de los «signos de los tiempos », que ha sido subrayada por el Vaticano II: « …sabéis explorar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo no exploráis, pues, este tiempo? » (Lc 12, 56).


Dice el P. Asís: “Se postulan determinados carismas y dones que son efecto de la voluntad individual y/o de grupo. Conozco laicos y religiosos muy “tradicionales” que afirman tener el don de la “intercesión”… se cae en una extraña tentación de simonía espiritual..” (¿?)


No hay quien se salve de la “vara” de este pastor con olor a pastor. Recordemos que nos enseñan al respecto la Palabra y el catecismo “también ustedes, a manera de piedras vivas, son edificados como una casa espiritual, para ejercer un sacerdocio santo y ofrecer sacrificios espirituales, agradables a Dios por Jesucristo”. 1 Pedro 2, 5
La oración de intercesión en el catecismo: CIC 2635 Interceder, pedir en favor de otro, es, desde Abraham, lo propio de un corazón conforme a la misericordia de Dios
CIC 2636 La intercesión de los cristianos no conoce fronteras: “por todos los hombres, por […] todos los constituidos en autoridad” (1 Tm 2, 1), por los perseguidores (cf Rm 12, 14), por la salvación de los que rechazan el Evangelio (cf Rm 10, 1).

P. Asís: Se mezclan las llamadas de Dios en almas que no responden a la vocación recibida. Vemos a laicos que viven, o “hacen que viven”, como medio curas; a laicas que hacen igual como si fueran medio monjas, y todo por una supuesta misión recibida de “lo alto”. Se olvida que la misión principal del laicado es la FAMILIA (el matrimonio, la vida y educación de los hijos, el hogar) y que es un DESORDEN completo renunciar a esa misión con la excusa simple de la malicia del mundo, de la crisis de la Iglesia…etc


Una vez mas una filípica contra los catolicos que se niegan a ser perros mudos, como los pastores dormidos ante la carnicería desatada por los lobos que llevan las almas a la condenación, en obediencia a la falsa doctrina de Francisco Bergoglio. Parece que el P. Asís no puede escribir un párrafo sin lanzar juicios contra los demás, juicio injurioso pues juzga que los católicos que proclamamos la fe hemos renunciado a cumplir nuestros deberes de estado. ¿Qué sabe usted de nosotros y de nuestras ocupaciones y trabajos?

Nos recuerda esta reprensión contra los católicos a la Palabra en San Lucas que muestra como “Algunos fariseos que se encontraban entre la multitud le dijeron: «Maestro, reprende a tus discípulos». Pero él respondió: «Les aseguro que si ellos callan, gritarán las piedras”. Lc 19,39-40

No se ilusionen con nuestro silencio, eso no ocurrirá nunca, solo callaremos cuando nos corten la cabeza, pero habremos dejado la semilla de fe que fructifica ya en miles de almas que se convierten en otras piedras vivas que gritan ante la apostasía que se ha entronizado en la cúspide de la Iglesia a traves del impostor Bergoglio, ante el cual ustedes callan y se olvidan de la Fe que dicen conocer.

P. Asís : “Jesucristo solo llama a su seguimiento a personas trabajadoras (a los pescadores, al mismo inspector de tributos, al mismo Saulo perseguidor de cristianos!!!) y jamás lo hace a los ociosos o vagos. Y percibimos a veces unos personajes muy metidos en el mundillo tradicional sin oficio claro en su vida y, normalmente, con escasísimo nivel intelectual”.

Otro intento del P. Asis basado en juicios calumniosos de silenciar a los católicos, ahora somos ociosos y vagos…cuando doble trabajo tenemos, mantener a nuestras familias y dedicar tiempo a hacer lo que los pastores dormidos no hacen o lo que los pastores despiertos quieren hacer pero no pueden pues son cancelados por sus Obispos y silenciados por ellos en los medios de comunicación. No recibimos paga de nadie por anunciar el evangelio, como sí reciben de la Iglesia su estipendio los pastores dormidos y mudos. Sobre el juicio del nivel intelectual, somos precisamente los católicos de a pie los que mas citamos la Palabra y el Magisterio, que en esta respuesta a su artículo debimos recordarle pues sus juicios y opiniones personales vertidas están en controversia o contradicción con ellas.

¿Quiere recluirnos el P. Asís a la vivencia de un fe privada? Le sugerimos repasar el Decreto Apostolicam Actuositatem sobre el apostolado de los laicos del Papa Pablo VI; https://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decree_19651118_apostolicam-actuositatem_sp.html
Porque el apostolado de los laicos, que surge de su misma vocación cristiana nunca puede faltar en la Iglesia. Cuán espontánea y cuán fructuosa fuera esta actividad en los orígenes de la Iglesia lo demuestran abundantemente las mismas Sagradas Escrituras (Cf. Act., 11,19-21; 18,26; Rom., 16,1-16; Fil., 4,3).

Nuestros tiempos no exigen menos celo en los laicos, sino que, por el contrario, las circunstancias actuales les piden un apostolado mucho más intenso y más amplio.
Catecismo sobre los laicos y su participación en la misión profética de Cristo
CIC 904 «Cristo realiza su función profética no sólo a través de la jerarquía sino también por medio de los laicos. Él los hace sus testigos y les da el sentido de la fe y la gracia de la palabra» (LG 35). «Enseñar a alguien para traerlo a la fe es tarea de todo predicador e incluso de todo creyente (Santo Tomás de Aquino, S. Th. 3, q. 71, a.4, ad 3). CIC 906. Los fieles laicos que sean capaces de ello y que se formen para ello también pueden prestar su colaboración en la formación catequética (cf. CIC, can. 774, 776, 780), en la enseñanza de las ciencias sagradas (cf. CIC, can. 229), en los medios de comunicación social (cf. CIC, can 823, 1).

Acusa de “pseudo-espiritualidad” a los “tradicionalistas. “Este punto supone una tentación muy recurrente sobre todo entre los sacerdotes, y a veces apunta a una exaltación de niveles secundarios de nuestra vocación (uso de sotana, latinismos, posturas de cura antiguo…) por encima de los niveles fundamentales (ejercicio de caridad, humildad…)

Si parece que las filípicas del P. Ildefonso De Asís contra los sacerdotes llamados “tradicionales” son un eco de las descalificaciones de Francisco Bergoglio. Le recordamos que la sotana es un sacramental, el latín es el lenguaje de la Iglesia católica y las “posturas de cura antiguo” reverencian y reconocen la centralidad de Cristo en la Liturgia.

Y la estrategia de oponer esto a la caridad y humildad es una falsa dicotomía usada hasta el hartazgo por Bergoglio en sus ataques a la Tradición, arma usada también por el P. Ildefonso De Asís , el sacerdote tradicional…que como no podía ser de otra forma, en forma contradictoria hace una llamada final “afirmemos la Tradición Católica sin dilaciones ni recortes”….

En resumen, un articulo con un cúmulo de palabras humanas, opiniones personales alejadas o en oposición a la Palabra y Magisterio, juicios a diestra y siniestra, calumnias, ataques frontales y descalificaciones contra los llamados tradicionales, intentos de silenciar a los católicos recluyéndolos a la vivencia de una fe privada solo en el cumplimiento de los deberes de estado, viejo sueño de los enemigos de la Iglesia.

Ante estos ruidos de palabras, y golpes de pastores, volvemos nuestros oídos a Isaías 40,31 que nos dice: «Pero los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas, despliegan alas como las águilas; corren y no se agotan, avanzan y no se fatigan» .
Y seguimos el claro y diáfano consejo de San Pablo que nos dice “Para esto es necesario que ustedes permanezcan firmes y bien fundados en la fe, sin apartarse de la esperanza transmitida por la Buena Noticia que han oído”. Colosenses 1,23

Para finalizar, es evidente que que se hace eco de las calumnias inventadas contra el Libro de la Verdad por los enemigos de Dios y de la Iglesia, todos conocemos sus tácticas, Libro que pone al descubierto con años de antelación todos sus planes y ardides. Aquellos que neciamente se dejan manipular  y se hacen eco de las calumnias..no son sino «tontos útiles» para la causa del enemigo, sin siquiera haberse leído el Libro y sin reconocer por tanto la voz del Buen Pastor.

Mis ovejas reconocen mi voz, son Mías y Yo soy su Pastor”

🛡️Ejército Remanente

Mis sacerdotes, no debéis ofenderme declarando que soy un mentiroso

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

27 de Noviembre, 2012 

Debo explicar que muchos de vosotros que trabajáis  duro para promover y difundir Mi Santa Palabra, seréis atacados más que nunca por los  autoproclamados expertos, que quieren desechar estos mensajes como si no tuvieran ninguna consecuencia.

Otros, que os atacarán, os dirán que no tenéis derecho a proclamar Mi Palabra ni a declararla ser la Verdad.

Finalmente, os veréis amenazados por ciertos servidores sagrados que están dentro de Mi Iglesia y os dirán que suspendáis todo lo que estéis haciendo, ya que se sienten ofendidos por vuestro trabajo.

Dirán que estos mensajes no son de Dios.

Ellos sospechan que los mensajes provienen de una fuerza maligna. Dirán que estos mensajes están en oposición a las enseñanzas de Mi Iglesia. Para ellos digo esto:

¿Qué parte de los mensajes os provoca tal angustia? ¿Por qué no decís la Verdad cuando criticáis Mi Palabra?

¿Por qué presumís de vuestro conocimiento de las cosas espirituales, el que vosotros decís supera al Mío?

¿Habláis en favor de Mi Cuerpo en la tierra, de Mi Iglesia? Si es así, entonces, a través de Mi Santo Vicario, no he autorizado esto.

¿Es vuestra campaña rechazar estos mensajes, tan intensamente, basados en  vuestros propios puntos de vista y opiniones personales?

Vosotros buscáis fallas, para luego amenazar a vuestro rebaño, de que leyendo Mi Palabra, estarán equivocados.

Vosotros decís que Mi Santa Palabra debe ser rechazada, para luego decir a Mis seguidores que es su obligación así hacerlo.

¿Por qué tenéis miedo al Rey, al que habéis prometido vuestra vida?

Yo no soy para ser temido, Mi Palabra, a pesar de todo os sienta incómoda.

Hay muchos profetas autoproclamados en el mundo que no son auténticos y necesitan las oraciones de muchos. A los que son auténticos, sin embargo, son a los  que siempre vosotros más os dirigiréis. Se trata de Mis profetas genuinos que incurren en la ira de los sacerdotes, que siguen inseguros del  objetivo de esta Mi Santa Misión.

Tened cuidado respecto a quién desafiáis, a quién rociáis veneno, falsedades e inventáis calumnias, porque Yo no os he dado, ni Mi Iglesia la autoridad  para hacer esto. Mis sacerdotes, no debéis ofenderme, declarando que soy un mentiroso.

Cuando el día de la Verdad os sea revelado,  sentiréis mucha vergüenza.

Debéis bajar vuestras armas y eliminar todo el odio y la ira que os atormenta en estos momentos. Después mirad lo que os ha sucedido. Satanás os ha engañado de una manera para que vuestros ataques verbales y escritos sobre esta Obra vaya mucho más allá de lo que es esperado de vosotros como sacerdotes.

¿Por qué ha ocurrido esto? Es para retrasar esta Misión y llevar gente lejos de Mis Oraciones que han sido enviadas desde el Cielo para salvar almas. Lo que estáis  haciendo es tratar de detenerme, a vuestro Jesús, en Mi Plan para la salvación de la humanidad.

Esta es una ofensa muy grave contra Dios.

He aquí una Oración de la Cruzada para ayudaros a responder a Mi Llamado y para liberaros del tormento de la duda.

Cruzada de Oración (86)  libérame del tormento de la duda

Me presento ante Tí confundido, inseguro y frustrado, querido Jesús, porque estoy preocupado acerca de la Verdad que Tú proclamas en Tus Mensajes.

Perdóname si te he ofendido.

Perdóname si no puedo escucharte.

Abre mis ojos para que se me pueda mostrar qué es lo que Tú necesitas que yo comprenda.

Te suplico, que me concedas el Poder del Espíritu Santo para que me muestre la Verdad.

Te amo, querido Jesús, y te ruego que me liberes del tormento de la duda.

Ayúdame a responder a Tu Llamado.

Perdóname si te he ofendido y llévame más cerca de Tu corazón.

Guíame a Tu Nuevo Reino y concédeme la gracia, para que a través de mis propias oraciones y sufrimientos, pueda ayudarte a salvar almas tan preciosas para Tu Sagrado Corazón.

Vuestro Jesús

Leer más: https://www.elgranaviso-mensajes.com/news/a27-nov-2012-mis-sacerdotes-no-debeis-ofenderme-declarando-que-soy-un-mentiroso/

A %d blogueros les gusta esto: