‘Él se fue…’

Unción de los enfermos: nunca ‘demasiado tarde’, nunca ‘demasiado a menudo’ John yacía en un hospital, paralizado y en coma. Sus labios no podían moverse, sus ojos no podían parpadear, y ninguna parte de su cuerpo podía moverse en protesta cuando escuchó a los médicos decirse entre ellos: «Se fue… no se puede hacer nada másSigue leyendo «‘Él se fue…’»