Visión de María Valtorta sobre la venida del Paráclito

La venida del Espíritu Santo. Fin del ciclo mesiánico. No hay voces ni ruidos en la casa del Cenáculo. No hay tampoco discípulos (al menos, no oigo nada que me autorice a decir que en otros cuartos de la casa estén reunidas personas). Sólo se constatan la presencia y la voz de los Doce ySigue leyendo «Visión de María Valtorta sobre la venida del Paráclito»