Novena a la Divina Misericordia -Sexto día

Hoy tráeme a las almas mansas y humildes y a las almas de los niños pequeños y sumérgelas en mi Misericordia.”

NOVENA A LA DIVINA MISERICORDIA

Jesús a Santa Faustina Kowalska:


“Deseo que durante estos nueve días lleves a las almas a la fuente de Mi misericordia para que saquen fuerzas, alivio y toda gracia que necesiten para afrontar las dificultades de la vida y especialmente en la hora de la muerte. Cada día traerás a Mi Corazón a un grupo diferente de almas y las sumergirás en este mar de Mi misericordia. Y a todas estas almas Yo las introduciré en la casa de Mi Padre (…) Cada día pedirás a Mi Padre las gracias para estas almas por Mi amarga pasión.”

INSTRUCCIONES

La Novena consiste en rezar la Coronilla de la Divina Misericordia durante nueve días.

Debe empezarse el Viernes Santo, nueve días antes de la Fiesta de la Divina Misericordia (el segundo Domingo de Pascua)

  1. Leer la intención y la oración del día correspondiente.
  2. Rezar la Coronilla de la Divina Misericordia.

SEXTO DÍA

Jesús a Santa Faustina Kowalska


“Hoy tráeme a las almas mansas y humildes y a las almas de los niños pequeños y sumérgelas en mi Misericordia. Estas almas son las más parecidas a mi Corazón. Ellas me proporcionaron fortaleza durante mi amarga Agonía, ya que las veía como ángeles terrenales, velando junto a mis Altares. Derramo sobre ellas un torrente de gracias porque sólo el alma humilde es capaz de recibir mi Gracia. Es a las almas humildes a las que concedo mi Confianza.”

ORACIÓN

Misericordiosísimo Jesús, que dijiste: “Aprended de Mí, que soy manso y humilde de Corazón”. Acoge en el seno de tu Corazón desbordante de piedad, a todas las almas mansas y humildes, y a las de los niños pequeños. Estas almas son la delicia de las regiones celestiales y las preferidas del Padre Eterno, que muy particularmente se recrea en ellas. Son como un ramillete de florecillas que despiden su perfume ante el trono de Dios y el mismo Dios se embriaga con su fragancia. Ellas encuentran abrigo perenne en tu Piadosísimo Corazón, oh, Jesús, y entonan incesantemente himnos de amor y de gloria.

Padre Eterno, vuelve tu mirada llena de Misericordia hacia las almas mansas, hacia las almas humildes y hacia las almas de los niños pequeños acurrucadas en el seno del Corazón de Jesús rebosante de piedad. Estas almas son las que se asemejan más a tu Hijo. Su fragancia asciende desde la tierra hasta alcanzar tu Trono, Señor y Padre de Misericordia y Bondad suprema. Te suplico, bendigas a toda la Humanidad, por el amor que te inspiran estas almas y el gozo que te proporcionan, para lograr que todas las almas entonen a la vez, las alabanzas que se merece tu Misericordia, por los siglos de los siglos. Amén.

REZAR LA CORONILLA DE LA DIVINA MISERICORDIA

Se comienza con:
Un Padrenuestro…
un Ave María…
y el Credo.

En las cuentas grandes:

“Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo y Señor Nuestro Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero.”

En las cuentas pequeñas: (decenas)

“Por Su Dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.”

Al terminar las cinco décadas, se procede a decir tres veces:

“Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, Ten misericordia de nosotros y del mundo entero”.

JACULATORIA FINAL:

“Oh Sangre y Agua que brotasteis del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Vos confío”.

Jesús, en Tí confío. (x3)

Santa Faustina Kowalska, ruega por nosotros.

 Oración adicional 6

Mis seguidores de todas partes, deben ser valientes y proclamar Mi Palabra a todos con los que estén en contacto. Rechacen el desprecio que puedan experimentar, ya que es demasiado serio ahora el ignorar Mis súplicas para conversión.

Escuchen Mi oración ahora, para darles el estímulo que necesitan:

Oración para recibir vigor y valentía a la hora de dar a conocer los Mensajes

Lléname ahora, Oh Señor, con el Don del Espíritu Santo para llevar Tu Santísima Palabra a los pecadores que debo ayudar a salvar en Tu nombre.

Ayúdame a cubrirlos, a través de mis oraciones, con Tu Preciosa Sangre, para que así ellos puedan ser atraídos a Tu Sagrado Corazón.

Dame el Don del Espíritu Santo para que así estas pobres almas puedan deleitarse en Tu Nuevo Paraíso.

Amén

Digan esta oración todos los días, después de recitar Mi Divina Misericordia y ustedes, por su lealtad a Mí, ayudarán a salvar a Mis hijos.

Jesucristo, Rey de Misericordia

Oración Final (opcional): “Oh Dios Eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve a nosotros Tu mirada bondadosa y aumenta Tu misericordia en nosotros, para que en momentos difíciles no nos desesperemos ni nos desalentemos, sino que, con gran confianza, nos sometamos a Tu santa voluntad, que es el Amor y la Misericordia en sí Mismos. Amén” (Diario, 950).

Concluir con la Señal de la Cruz.

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén

Coronilla de la Divina Misericordia (español – latín)

Primer día – Segundo día – Tercer día

Cuarto díaQuinto día

El Aviso, aunque no ha de ser temido, causará dolor en aquellos que no estén en estado de gracia

14 de junio de 2012

Mensaje del Libro de la Verdad 🏹

Yo, tu bienamado Jesús, deseo, Mi muy querida bienamada hija, que pidas a todos Mis seguidores que presten atención a Mis instrucciones. 

Buscad a cada miembro de vuestra propia familia, aquellos de entre vosotros que no siguen Mis Enseñanzas. 

Buscad de entre vosotros a aquellas almas perdidas para Mí, que abiertamente me rechazan. Entonces pido que recéis mucho por ellos en este momento. 

Debéis suplicar Misericordia por sus almas. Vuestras oraciones y sacrificios pueden salvarlos de un terrible sufrimiento durante la Purificación en El Aviso. 

El Aviso, aunque no ha de ser temido y debe ser bienvenido como Mi Regalo especial, causará dolor en aquellos que no estén en estado de gracia. 

Preparad vuestras almas de antemano ya que las almas saludables encontrarán El Aviso como un Acontecimiento Gozoso. 

No sufrirán porque estarán en estado de gracia, especialmente si reciben el Sacramento de la Confesión regularmente. 

Su fortaleza les ayudará a aquellos que tengan que pasar a través del dolor del Purgatorio después del Aviso. 

Ayudad a aquellos que no escucharán, a través de la recitación diaria de Mi Coronilla de la Divina Misericordia. 

Ofreced un sacrificio, a Mí vuestro Jesús, en reparación por los pecados de vuestras familias. 

Yo mostraré Misericordia a todos los que acepten el negro estado de sus almas, cuando les sean mostrados sus pecados durante El Aviso. 

Solo aquellos con sincera humildad y un corazón puro serán perdonados. 

Aquellos, incluyendo a los niños que me abandonen, están en una necesidad desesperada de vuestras oraciones.

Aquí está la oración que vosotros debéis recitar para su conversión de durante El Aviso: 

Cruzada de Oración (60): Por la conversión de las familias durante El Aviso

“Oh querido Dulce Jesús,

suplico Misericordia para las almas de mi familia (Mencionar aquí sus nombres…). 

Te ofrezco mis sufrimientos, mis pruebas y mis oraciones para salvar sus almas del espíritu de la oscuridad. 

No permitas que ninguno de éstos, Tus hijos, te condenen o rechacen Tu Mano de Misericordia. 

Abre sus corazones para que se entrelacen con Tu Sagrado Corazón, para que así puedan buscar el perdón necesario para salvarse de las llamas del Infierno. 

Dales la oportunidad de enmendarse, para que puedan ser convertidos con los Rayos de Tu Divina Misericordia. Amén. “

Hijos de Dios, preparaos todos los días para El Aviso, ya que este puede suceder en cualquier momento.

Vuestro Jesús

Leer más: http://m.elgranaviso-mensajes.com/news/a14-jun-2012-el-aviso-aunque-no-ha-de-ser-temido-causara-dolor-en-aquellos-que-no-esten-en-estado-de-gracia/

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: