la Tradición no es la adoración de las cenizas, sino la preservación y transmisión del fuego

Ante el silencio cobarde y la tibieza de muchos, seamos piedras que gritan. Como dijo San Antonio María Claret: «¡Ah! No es posible callar, Madre mía. No callaré aunque supiese que de mí han de hacer pedazos, no quiero callar; llamaré, gritaré, daré voces al cielo y a la tierra, a fin de que seSigue leyendo «la Tradición no es la adoración de las cenizas, sino la preservación y transmisión del fuego»